HISTORIA

TERREMOTO DE SAN JUAN

 

LA SOLIDARIDAD

 

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital 

 

Pasaron más de 66 años del terremoto en San Juan, producido el 15 de enero de 1944 a las 20,50 horas

La Solidaridad. Una conducta de otro tiempo

 

2 de febrero del 2010

El 15 de enero de 1944 a las 20,50 horas se produce en la provincia de San Juan un terremoto que dejó a una ciudad de 80.000 habitantes, en aquel momento, totalmente destruida.


El epicentro, es el punto de la superficie terrestre donde tiene mayores efectos el terremoto, la escala Ritcher va de 1,7 a 9 y la de Mercalli de 1 a 12, uno mide la magnitud y otra la intensidad.


El epicentro fue a 30 kilómetros al norte de la Ciudad de San Juan, próximo a Laja, departamento de Albardón. Se consideró que alcanzó 7,8 grados de la escala Ritcher y la intensidad en Mercalli de 9, por lo que se puede apreciar fue catastrófico, de aquí los efectos.

Como siempre hay problemas con la cantidad de muertos, lo más optimistas, sostienen que 5.000, sin embargo hay cifras de 10.000 y hasta 20.000 muertos, esto implica entre 30.000 y 60.000 heridos. La calidad de la edificación era mala y lo que vale plantearnos, en este corto espacio, es la solidaridad que llegó, desde todas partes del país, y el alcance que tuvo en cuanto a las políticas que se implementaron.


Se sostiene que la reconstrucción llevó unos 16 años, entre 1944 y 1960.
Hubo un Consejo de Reconstrucción creado para que planificara y contribuyera a la reconstrucción de la ciudad destruida. La creación del Plan Regulador Urbano respondió a las más avanzadas experiencias en materia de organización urbanística, y ello permitió convertir a San Juan en una de las ciudades más modernas de aquella época, a pesar de que no siempre fue respetado, se afirma por los intereses en pugna. Sin embargo, la obra del Consejo de Reconstrucción fue importantísima: creó el Código de Edificación, proyectó y construyó numerosos edificios de carácter público, administrativo, sanitario, municipal, escolar y obras urbanísticas, gran parte de las cuales están en funcionamiento.
Luego este organismo desapareció.


La Nación acudió en ayuda rápidamente y el Poder Ejecutivo Nacional creó este Consejo, que dependía del Ministerio del Interior, el cual emprendió acciones en cuanto a la emergencia, entre ellas la construcción de barrios de carácter precario, surgieron 25, con problemas, pero la construcción en total en el Gran San Juan fue de 7.794 viviendas y 1.930 departamentos.

Los heridos fueron cientos, miles. La solidaridad no se hizo esperar, por cientos concurrieron al epicentro: médicos, enfermeros y enfermeras y personal de salud, uno de los pocos edificios que no cayó fue el hospital Rawson, allí derivaron los siniestrados. Los médicos y enfermeras provenientes de Córdoba lo hicieron en el ferrocarril del Estado, se desplazaron desde Córdoba, Cruz del Eje, Chepes y San Juan, de trocha angosta. El ferrocarril de Buenos Aires-Pacífico (BAP), hoy San Martín, en manos de los ingleses no se enteró del terremoto…


A Mendoza fueron derivados los enfermos más graves, todos ellos, unos 1.100 partieron en una formación ferroviaria, siempre del Estado, hacia Mendoza, voluntarios se aprestaron al Hospital Central en la provincia cuyana y solidaria.
También desde Santa Fe se llegaron los hombres y mujeres de la salud.
En Buenos Aires; y siempre se recuerda este terremoto por el conocimiento entre Eva Duarte y Juan Domingo Perón; en ese momento, se armaban colectas y se implementaban acciones solidarias destinadas a los damnificados, allí estuvieron los trabajadores, los artistas, periodistas que cubrieron toda la información y fueron vehículo entre toda la sociedad nacional con los perjudicados por el terremoto.

Corte de energía, destrucción de parte de las usinas eléctricas, falta de agua, carreteras, calles, avenidas, todo obstruido. Por ende se hizo necesario normalizar lo antes posible la situación sanjuanina, lo primero que se reestableció fue la luz eléctrica.


Al día siguiente del sismo, es decir en la tarde del domingo 16, habiéndose "recibido los primeros auxilios de Mendoza en hombres y materiales -dicen las crónicas-, se repuso el servicio eléctrico en la plaza 25 de Mayo y el Parque de Mayo, donde fueron instalados el comando militar, además del abastecimiento y alojamiento de infinidad de familias.


La Catedral se instaló en la Plaza, fue reconstruida provisoriamente de madera.
El lunes 17 llegó desde Buenos Aires a las 5 de la madrugada el personal técnico y superior de la Compañía de Electricidad de Los Andes proveniente de las usinas de San Rafael, San Luís y Villa Mercedes. Igualmente se inició el abastecimiento regular diario de víveres para todo este personal que, en esta fecha, ya sumaba 150 personas.


Al finalizar el día 17 se había restablecido el servicio en el Hospital Rawson, estación del ferrocarril BAP, el Hospital de sangre. El nuevo asiento del gobierno en la Escuela Normal Sarmiento, la Compañía telefónica, el Banco de la Nación y la carpa de la agencia del periódico Los Andes.
El martes 18 siguió llegando en camiones el auxilio de hombres y materiales, desde distintos puntos del país.


Se restableció el alumbrado en algunas calles, se colocaron un total de 150 lámparas, en la cárcel, cuarteles militares y obras sanitarias.
El miércoles 19 llegaron los últimos auxilios de personal; sumaban 350 personas. Se restablecieron los servicios al frigorífico municipal y en Pocito, Villa Aberastain y Rawson, parte del departamento Santa Lucía y Estación Radiodifusora LV5 Los Andes, restituyéndose también el suministro de la bodega La Superiora, Cinzano y otros establecimientos industriales y aserraderos.


Al finalizar el viernes 21 el servicio eléctrico estaba normalizado para 372 clientes entre particulares e industriales y 310 lámparas de alumbrado público. A eso se debe sumar la cervecería San Juan, el frigorífico San Juan, Banco Español y el campamento de distribución de víveres en la plaza Aberastain y bodega Cortínez.
El sábado 22 se implantó el servicio de la bodega Graffigna, bodega Autar, el alumbrado público en la avenida España y se completó el suministro al ferrocarril BAP y a la fábrica de aceite Del Bono".


Como se aprecia, una semana después del terremoto, es decir el sábado 22, el servicio eléctrico se encontraba normalizado en gran parte y satisfacía necesidades no sólo cívicas y familiares, sino que se había puesto el interés en la producción (bodegas, aserraderos, centros industriales) y todo aquello que seguía asegurando trabajo y sustento para los sanjuaninos.

Si uno debiera comparar con lo que sucede en la actualidad con la hambruna en el Chaco, en medio de las inundaciones del Pilcomayo, en Salta, uno puede apreciar que ya no existe el ferrocarril solidario, no hay solidaridad humana, no hay poderes estatales que hablen y digan sobre el compromiso con nuestros hermanos salteños y chaqueños.
En realidad, esto se parece más a pequeños países desconectados. A poderes ejecutivos nacional y provinciales inexistentes. A un país alejado de la Casa Rosada y los anuncios. Este es un país fragmentado.
En definitiva, ya pasaron las elecciones, la danza de los subsidios sigue su curso, y como aquel ferrocarril empuñando el lucro en manos de los ingleses, este es el ferrocarril concesionado con igual característica y el autotransporte automotor, bien gracias, estamos en época de turismo, no se pueden derivar unidades para ser solidarios…


Alguna vez la solidaridad fue un signo de distinción de la sociedad argentina, pero esta ha sido derrotada por los golpes militares y los pésimos gobiernos civiles, en beneficio del interés privado y la ganancia máxima.
Lo individual contra lo solidario, el lucro contra el servicio público, el cipayismo contra los intereses populares. Es en definitiva, el triunfo amargo de la mediocridad.


Pero siempre, todo, resurge nuevamente…


Porque como afirma Alexander Pope ¨El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de la primera¨.

 

Publicado por primera vez: 28 de febrero del 2008

 

Caracteres: 8169

Usuarios Online    

my widget for counting
contador

T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}