LA MUJER - FLORENTINA GÓMEZ MIRANDA
 
 

 

FLORENTINA GÓMEZ MIRANDA

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

16 de agosto del 2011

El 1º de agosto del corriente año, falleció la legendaria dirigente radical, Florentina Gómez Miranda, tenía 99 años.

Como afirman sus compañeros y correligionarios: Fue una Militante de tiempo completo, defendió derechos y actúo siempre de acuerdo a sus convicciones.

Florentina afirmaba: “A mis años sólo he defendido mis derechos y he cumplido con mis deberes”, estas palabras las decía la que fue diputada nacional y luchadora por los derechos de la mujer, los derechos civiles y de las minorías. Su militancia la inició en los años 40 del siglo XX y lo hizo desde la UCR.

Además fue maestra, e hija de maestros, nació el 14 de febrero de 1912, en Olavarría, provincia de Buenos Aires y se recibió de Abogada en la Universidad Nacional de La Plata.

En 1946 se afilió a la Unión Cívica Radical permaneciendo en sus filas como militante activa hasta sus últimas horas. Todos los sectores del Partido le han reconocido su coherencia, lucha permanente y sus condiciones de mujer íntegra, perseverante y valiente, afirman en el homenaje que le hacen desde la conducción de la UCR.

Florentina llega al Congreso de la Nación, junto con la democracia recuperada en 1983, ejerciendo su mandato de Diputada Nacional durante dos periodos (1983/1987 y 1987/1991). En la Cámara baja fue autoridad de la comisión de Familia, Mujer y Minoridad, desde donde trabajó fuertemente por la ley de divorcio vincular, la patria potestad compartida, la pensión a la concubina, la igualdad de los hijos extramatrimoniales y el derecho de las mujeres de seguir usando el apellido de soltera luego de casada. Fue artífice del cupo femenino en la boletas electorales e impulsora la despenalización del aborto.

Además, en su partido radical fue varias veces delegada al Comité Nacional donde ocupó el cargo de secretaria de la Mujer. También integró la Convención Nacional. En Cevallos 905 dirigía el ateneo de su barrio, llamado Margarita Malharro de Torres, en honor a su amiga mendocina y compañera de tantas luchas.

Recibió una cantidad de premios como; en 2008 recibió el premio KONEX a la trayectoria. El año pasado fue declarada Ciudadana ilustre de la provincia de Buenos Aires y recibió el título Honoris Causa de UNLP (Universidad Nacional de La Plata).

Vivía en el porteño barrio de San Cristóbal, acompañada de su perro Pity y con sus incansables asistentes Mariel, Irma, Delfina y Anita. Se casó pero no tuvo hijos.
Sostienen que además fue una entusiasta en la tecnología y utilizó las redes sociales, en Facebook se escribía con unas 5.000 personas y amigos.

Una anécdota la pinta, dicen que fue abogada, pero ella quería ser odontóloga. Cuando trabajaba como maestra rural en la zona de Olavaria, sentía como propios los dolores en encías y dientes de sus pequeños alumnos. Se propuso entonces estudiar odontología y a eso fue a la ciudad de La Plata. Lamentablemente, la imposibilidad de cursar libre y poder continuar trabajando la llevó hasta la Facultad de Derecho.

En la segunda Presidencia de Hipólito Irigoyen (1928-1930), fue el propio Primer Mandatario quien le comunicó sobre su cargo docente en la Capital Federal. Uno de los días que el radical disponía del saludo al pueblo en Casa de Gobierno, Florentina –recién recibida de Maestra Normal Nacional- junto a su madre pasaron a conocerlo, notificándose entonces de la designación.

En el gobierno del doctor Arturo Illia, presidió la Comisión de Alquileres, desde donde defendió los derechos de las personas sin casa.

En 1954, su ferviente militancia radical la dejó sin trabajo. El Presidente Juan Domingo Perón la cesanteó en el cargo de maestra.

Por su fuerte compromiso con los derechos humanos, durante la dictadura y desde la Asociación de Abogados de Buenos Aires (AABA) impulsó innumerables hábeas en reclamo de desaparecidos.

Falleció en el Centro de Diagnóstico Médico, a las 16.45, acompañada de sus más íntimos.

Sus restos fueron velados el martes 2 de agosto en el salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados donde familiares, amigos y dirigentes políticos la despidieron, luego la trasladaron al cementerio Jardín de Paz en Pilar.

Por su lado, la UTPBA y el Observatorio de Medios envió sus condolencias por la muerte de Florentina Gómez Miranda; destacando la actitud de vida que sostuvo.

¨Sus ideales y su permanente intransigencia, la impulsaron a la presentación de las iniciativas parlamentarias de "pensión al viudo", "pensión a la cónyugue divorciada", "igualdad de los hijos extramatrimoniales", "derecho de la mujer a seguir usando el apellido de soltera luego de casada" y "pensión de la concubina y concubino".

Luego afirman: Esta “maestra por vocación, abogada por elección y política por pasión”, tal como ella misma se definió, hizo que su voz se hiciese oír, aún cuando las mujeres eran acalladas e invisibilizadas.

Cierran afirmando que: En períodos de convulsión electoral, bien vale el recuerdo y el homenaje a quien más allá de su identificación política, hizo de sus reivindicaciones un único símbolo de lucha.

Dicen que ni en su último suspiro dejó de clamar por una sociedad no sexista. Un suspiro que seguirá sobrevolando allí donde una manifestación por la igualdad de los derechos de la mujer diga presente.

Simplemente el homenaje a una mujer que luchó por sus convicciones y los irradió hacia otros.

FUENTES: Portal de la UCR Unión Cívica Radical y comunicado de la UTPBA.

Caracteres: 5488

22 Diciembre, 2016 17:40

Página principal

Mapa del Sitio

my widget for counting
contador

Usuarios Online