POLÍTICA - LEY SÁENZ PEÑA - 10 DE FEBRERO DE 1912
 
 

 

LEY SÁENZ PEÑA - 10 DE FEBRERO DE 1912

Producción periodística Villa Crespo Digital

3 de febrero del 2011

La ley 8.871 es la conocida ley Sáenz peña. La ley general de Elecciones que fue sancionada por el Congreso de la Nación Argentina el 10 de febrero de 1912.

En la misma se estableció el voto secreto y obligatorio a través de la confección de un padrón electoral, pero seguía siendo exclusivo para nativos argentinos masculinos y mayores a 18 años.

Las mujeres pudieron votar por primera vez en 1951 en la provincia de San Juan y luego en las elecciones para presidente y vice.
Fue sancionada durante la presidencia de Roque Sáenz Peña, miembro del ala modernista del gobernante Partido Autonomista Nacional e impulsor de la ley. Es importante notar que el voto femenino recién llegaría durante el segundo gobierno de Juan Domingo Perón en 1947; el universo de la Ley Sáenz Peña sólo incluía a los hombres argentinos nativos.

Ley Sáenz Peña
Por esta se consideran electores a todos los ciudadanos, nativos y naturalizados, que consten en el padrón electoral, desde los dieciocho años de edad hasta los 70. A partir de esa edad el voto es opcional. Se consideran afectados de incapacidad y privados de ejercer el derecho de sufragio, los dementes declarados en juicio y los sordomudos que no puedan expresarse por escrito. Por su estado y condición se hallan imposibilitados de votar, los religiosos, los soldados y los detenidos por Juez competente. Por causas de indignidad, no pueden sufragar los reincidentes condenados por delitos contra la propiedad, durante cinco años después de cumplida la condena, los penados por falso testimonio y por delitos electorales, por el lapso de cinco años. Las juntas escrutadoras de votos son las encargadas del recuento de las votaciones, reuniéndose en la Cámara de Diputados de la Nación o en la Legislatura, constituyéndose dichas juntas en cada capital de provincia, integrada por el Presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, el Juez Federal y el Presidente del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia. En la capital de la república la integrará el Presidente de la Cámara Civil.

La primera aplicación de la ley Sáenz Peña sucedió en abril de 1912 en Santa Fe y Buenos Aires, de esta forma el radicalismo y su mayor caudillo Don Hipólito Yrigoyen accedieron a la presidencia a partir de 1916.


Con la Ley Electoral sancionada por el presidente Roque Sáenz Peña en 1912, que consagró el sufragio universal masculino, secreto y obligatorio en el país, se abrió paso por primera vez a elecciones democráticas que terminaron con una larga etapa de fraude permanente, signada por las revoluciones de 1874, 1890, 1893 y 1905. La Constitución Nacional de 1853 no había fijado el sistema electoral y esta responsabilidad recayó en la Ley Electoral.

Con la llegada del siglo XX, la violencia electoral se tradujo en la compra del voto. Hasta el ex-presidente Carlos Pellegrini defendió públicamente esta práctica.

Se sabe que las pautas electorales estaban diseñadas para que los gobernantes se eternizaran en sus funciones. Un gobernante, un diseño de poder dejaba ya el paso abierta a la sucesión presidencial. Caso más concreto fue el de Nicolás Avellaneda, La Liga de Gobernadores que entronizó a genocida Julio Argentino Roca.
Los padrones electorales se confeccionaban sin exigir a las personas sus documentos de identidad.

El presidente de las mesas de votación no tenía posibilidad de saber si la persona que se presentaba a votar era la misma que figuraba en los padrones. Recién bajo la presidencia de Roque Sáenz Peña se empezaron a reconocer las impresiones digitales para la identificación.

Esta práctica, llamada voto uninominal por circunscripciones, se aceptó sólo en los comicios de 1904. Luego se derogó.

Los diputados se elegían por lista completa. Eran electos todos los legisladores de la lista más votada, aunque ganara la elección por un solo voto de diferencia.

Es también muy conocida la forma compulsiva de sufragar, a punta de pistola y ejerciendo coerción dentro del denominado lugar de votación.
Peones rurales llevados por los patrones a votar tal lo considerado por ellos.
Si bien la ley electoral fue un avance, aparecieron formas de burlar la ley y apelar a métodos de dominación. Pero esto no logra prevalecer en la elección donde sale elegido Hipólito Yrigoyen.

FUENTES: varias y propias.

RELACIONADO CON: ROQUE SÁENZ PEÑA

Caracteres: 4384

14 Febrero, 2017 18:48

Página principal

Mapa del Sitio

my widget for counting
contador

Usuarios Online