2015 - 2018

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Viernes, 6 Julio, 2018 17:41
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

 

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

FEDERICO GARCÍA LORCA

RELIGIÓN Y CULTOS / EXPULSIÓN DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS / LA COMPAÑÍA DE JESUS EN LA BUENOS AIRES VIRREINAL

EXPULSIÓN DE LA COMPAÑÍA DE JESUS
LA COMPAÑÍA DE JESUS EN LA BUENOS AIRES VIRREINAL

3 DE JULIO DE 1767

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

* 3 de julio del 2017

LA REFORMA, LA CONTRAREFORMA Y LA LUCHA ENTRE EL PAPADO Y EL IMPERIO

Carlos III de España resolvió la expulsión de la Compañía de Jesús del Imperio Español a comienzos del año 1767.

Fue llevada a cabo, en el Río de la Plata, a partir de principios de julio de ese año y se prolongó hasta el mes de septiembre.

La Orden había sido fundada en 1537 por el español Ignacio de Loyola. Fueron los campeones de la Contrarreforma, se constituyeron en uno de los principales apoyos del papado en su lucha contra la consolidación de los estados nacionales.

Durante la etapa del despotismo ilustrado en España, los jesuitas representaban un obstáculo por el recrudecimiento de ese conflicto.

Por otro lado, en las colonias americanas, los jesuitas habían realizado una importante obra educativa y comunitaria. Cuando fueron expulsados, las “temporalidades” de los jesuitas, o sea sus posesiones, quedaron a disposición del Estado.

UN ASPECTO DE SUS CONTRUCCIONES PARA DESTACAR FUERON LOS COMPLEJOS AGROINDUSTRIALES.

Complejos agroindustriales jesuíticos

Iglesia de la Compañía de Jesús en Córdoba (Argentina).

Una de las primeras innovaciones, en los métodos de producción, fue la introducción de complejos agroindustriales en sus haciendas, esto fue sustancial, hizo que mejorara la producción de alimentos de manera ostensible.

En las haciendas administradas por los Jesuitas, en los siglos XVII y XVIII en Sudamérica, supieron con pericia gestionar verdaderos emporios agro industriales con métodos de gerencia que se adelantaron, por lo menos, dos siglos a los utilizados en la actualidad, estos fueron en base a:

• redistribución de utilidades,
• gerentes financieros,
• controladores,
• gerentes de operaciones,
• agro exportación,
• control de calidad, etc.

Todo un aparato concebido para hacer de sus propiedades el mejor exponente del agro. Además agregaron la participación patrimonial de lo recaudado en las haciendas, para luego ser redistribuido entre indígenas, esclavos y empleados,
Se afirma que fueron, de alguna forma, los pioneros en otorgar una suerte de “títulos de propiedad” a los que denominaban como sus dependientes, sometidos, o vasallos.

LA COMPAÑÍA DE JESUS EN LA BUENOS AIRES VIRREINAL

Entre los siglos XVII y XVIII adquieren, no se tiene muy claro si fue donación o compra un predio a la altura de las actuales avenidas Santa Fe y Luis María Campos, el frente estaba casi al lado del Río de la Plata, llegaba hasta el actual partido de Morón en la provincia de Buenos Aires.

Los jesuitas en estos Lares, nos referimos a pueblo o municipio, arrendaron parte de sus tierras y de esta forma financiaban las obras educativas y religiosas, en Buenos Aires, en el gran centro porteño se encontraba el Colegio San Ignacio que hoy es el Colegio Nacional de Buenos Aires.

CHACARITA

La otra parte se aprovechó para la provisión de vegetales, carnes y alimentos para los alumnos y el personal del colegio y las casas jesuíticas. Este sector se conoce como "chacrita" o "chacarita" (diminutivos de chacra o chácara).
Otro espacio fue reservado para las oficinas destinadas a la administración de los arriendos y edificios para el alojamiento de los religiosos y sus huéspedes.

LA CHACRA

Los dos destinos fueron la provisión de hortalizas, frutas y carnes y en el verano fue un lugar donde pasaban sus estudiantes. Muchas generaciones de adolescentes y jóvenes pasaron sus vacaciones en estos lugares que se llamó "Chacarita de los Colegiales", lo que equivale a decir chacra de los estudiantes.

La expulsión desajustó una realidad que vivían miembros de la congregación, estudiantes y trabajadores. los bienes de la Compañía pasaron a los dominios reales, o sea de Carlos III de Borbón. Con la Revolución de Mayo pasaron al gobierno de la provincia de Buenos Aires.

EL COLEGIO

Por años dejó de funcionar, los estudiantes debieron realizar estudios en otros colegios de la misma envergadura académica o similar.
Con la llegada de Juan José de Vértiz, el virrey del Río de la Plata, uno de los que más trabajó en obras y servicios, estableció que toda la infraestructura del colegio jesuítico se trasladara a la actual Manzana de las Luces para seguir funcionando, corría fines del siglo XVIII.
En 1863 con la presidencia de Bartolomé Mitre se terminó llamando como en la actualidad: Colegio Nacional de Buenos Aires.
En cuanto a la finca de la Chacarita siguió siendo propiedad del colegio.

FUENTES: varias, La nación, portal de la Compañía de Jesús, fuentes propias.

• Primera versión publicada el 2 de julio del 2010. Corregida y actualizada, posteriormente el 29 de junio del 2015 *.

Caracteres: 4765

contador

my widget for counting
contador