Los libros no están hechos para pensar, sino para ser sometido a investigación.

Umberto Eco

 
2015

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Jueves, 7 Julio, 2016 17:51
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

FEDERICO GARCÍA LORCA

HISTORIA / GUILLERMO BROWN

GUILLERMO BROWN / 22 DE JUNIO DE 1777

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

20 de junio del 2015 *

Guillermo Brown fue almirante de la Fuerza naval. Había nacido en Foxford, Irlanda, el 22 de junio de 1777.

Se lo considera el primer almirante de la Fuerza Naval Nacional. La familia era en materia religiosa católica. De pequeño es llevado por sus padres al novel Estados Unidos de América. Durante su adolescencia queda huérfano y decide embarcarse como grumete en un barco norteamericano.

Durante una década se dedica a navegar por las aguas del Océano Atlántico. En sus estudios se destaca por su admirable pericia y desarrolla una cualidad de gran marino.

Siendo realmente muy joven, con apenas 19 años, en 1796, alcanza su matrícula de capitán cuando es apresado por un buque inglés y obligado a prestar servicios. Esa nave inglesa fue luego apresada por un navío francés y conducido prisionero de guerra a Francia, de donde logró fugarse.

SUS TIEMPOS EN ESTOS MARES

Regresa a Inglaterra y reanuda la carrera marítima y el 29 de julio de 1809 contrae matrimonio con Elizabeth Chitty, en el condado de Middlessex y tiene varios hijos.

Ese mismo año, pero a fines del mismo, llega al Río de la Plata a bordo del "Belmond" y se radica en Montevideo donde se dedica al comercio.

El 18 de abril de 1810 con la fragata "Jane", de su propiedad, arriba a Buenos Aires en gestión comercial y permanece dos meses en Buenos Aires, la capital del Virreinato, y es testigo de la conocida Revolución de Mayo.

En la Banda Oriental toma la postura de defensa por la independencia de los vecinos de estos lugares colonizados y conquistados, por ello, lucha contra los realistas, apresa la goleta "Nuestra Señora del Carmen" y la balandra "San Juan de Ánimas".

Posteriormente, intentará abordar con un bote y veinte marineros al bergantín de guerra "Cisne", y así poder transportar armas, víveres y oficios del gobierno de Buenos Aires a los patriotas de la Banda Oriental.

El 1º de marzo de 1815, cuando Gervasio Antonio de Posadas era Director, firma el decreto por el que era designado Teniente Coronel y Jefe de la Escuadra. De tal forma, Guillermo Brown se transforma en el primer comandante de la entonces Provincias Unidas del Río de la Plata.

La isla Martín García estaba en poder de los realistas. El 11 de marzo de 1814 se inicia el bautismo de fuego para la fuerza naval. El ataque es rechazado y vuelve a reanudarlo al día siguiente, esta acción termina con la toma de la isla.
Las fuerzas realistas que mandaba el Capitán de Navío Jacinto de Romarate se retiran aguas arriba del Río Uruguay derrotando, en el Combate de la China, a una pequeña fuerza naval que Brown había mandado en su persecución, acción que tuvo lugar el 28 de marzo de 1814 y en la cual halla su muerte el Teniente de Marina Miguel Samuel Spiro.

ACCIÓN MILITAR EN LA MONTEVIDEO EN MANOS DE LOS REALISTAS

Guillermo Brown se plantea una acción naval contra Montevideo, la cual puede producir la rendición de esta plaza que resistía desde hacía casi cuatro años el sitio de las fuerzas terrestres de Buenos Aires. En tal sentido, Guillermo Brown insiste ante el director Posadas y el Consejo de Estado sobre la necesaria urgencia de iniciar acciones navales contra Montevideo, tomar esa plaza y echar a los realistas. Este objetivo lo logra.

La recorrida fue la siguiente: El 14 de Abril de 1814 zarpa de Buenos Aires la fuerza naval al mando de Brown, que iza su insignia en la fragata "Hércules", y el pueblo de Buenos Aires contempla su partida.

El triunfo de Brown se produce el 17 de mayo de 1814 en el combate de Montevideo, esto provoca la caída de la misma en poder de las fuerzas sitiadoras, hecho que se produce el 23 de junio de 1814. Este acontecimiento es tan importante que el libertador, José de San Martín destaca la victoria de Brown en aguas de aquella plaza diciendo: "lo más importante hecho por la revolución americana hasta el momento".

Terminada la campaña de 1814 emprendió Brown con la fragata "Hércules" que le fuera donada por el gobierno, un crucero por aguas de Chile, Perú, Ecuador y Colombia, que inicia a fines de 1815 y abarca hasta mediados de 1816.

Guillermo Brown lleva las ideas de libertad de la Revolución de Mayo hasta aquellas regiones esenciales de la gesta libertadora, rutas que tomará por tierra el general San Martín y sus ejércitos libertadores.
De la misma forma que San Martín no quiso tomar intervención en los conflictos internos cuando regresó a Buenos Aires, de tal forma, Guillermo Brown se retira a su hogar, dedicándose nuevamente al comercio.

LA NUEVA INTERVENCIÓN DE BROWN

Los conflictos internos y externos fueron esenciales en aquellos años, en 1825 el Imperio del Brasil, que entonces ocupaba parte del Uruguay, responsabilizaba a las Provincias Unidas del Río de la Plata de apoyar la expedición de los 33 Orientales / Treinta Tres Orientales y alentaban a los uruguayos a que se liberaran de la ocupación brasileña. Asimismo, Brasil le declara el 10 de diciembre de ese año la guerra a las Provincias Unidas del Río de la Plata.

El 21 de diciembre de 1825 una escuadra del imperio de Brasil, al mando del Vicealmirante Rodrigo José Ferreyra de Lobo, bloquea Buenos Aires.

El gobierno de las Provincias pide a Guillermo Brown que participe a favor de las Provincias; el gobierno, el 12 de enero de 1826, le confiere el mando de la Escuadra de las provincias con el grado de Coronel Mayor. Dicha escuadra estaba integrada por muy escasas naves: los bergantines "General Balcarce" y "General Belgrano" y una vieja lancha cañonera, la "Correntina".

LA ESTRATEGIA DE GUILLERMO BROWN

Se hacía necesaria la ampliación de la Escuadra, en tal sentido, se incorporan 12 lanchas cañoneras y al poco tiempo se incrementó el número de buques mediante la adquisición de la fragata "25 de Mayo"; los bergantines "Congreso Nacional" y "República Argentina" y las goletas "Sarandí" y "Pepa". El Almirante izó su insignia en la fragata "25 de Mayo".

El 9 de febrero de 1826 es una de las primeras acciones contra la flota brasileña. Durante el combate, la fragata "Itaparica" buque insignia del almirante brasileño sufrió graves averías y muchas pérdidas de tripulantes.

La flota brasilera tenía una formación de 31 barcos. El 11 de junio de 1826 se presenta en las aguas de Buenos Aires. La flota de las Provincias tenía 4 buques y 7 cañoneras.
Por ello, Guillermo Brown se dirigió a sus tripulantes y los arengó con estas palabras:

"Marinos y soldados de la República: ¿Veis esa gran montaña flotante? ¡Son los 31 buques enemigos! Pero no creáis que vuestro general abrigue el menor recelo, pues no duda de vuestro valor y espera que imitarais a la "25 de Mayo" que será echada a pique antes que rendida.

Camaradas: confianza en la victoria, disciplina y tres vivas a la Patria.

Momentos después la nave capitana del almirante Brown da aquella consigna inmortal: "Fuego rasante, que el pueblo nos contempla".
Después de un intercambio de metrallas, las naves brasileras entendieron que podían quedar varadas, esto conduce a que se retiren del teatro de operaciones. Guillermo Brown y los marinos reciben ese día la admiración y gratitud de los pobladores de Buenos Aires.

El combate de Quilmes, es librado el 30 de julio de 1826. A bordo de la fragata "25 de Mayo", cuyo Comandante era el Coronel de Marina Tomás Espora, y apoyado por Leonardo Rosales con su goleta "Río de la Plata", combaten contra veinte naves brasileras.
El buque de Guillermo Brown soportará un intenso cañoneo por lo que se ve obligado a abandonar la "25 de Mayo" la cual será remolcada a Buenos Aires, continuando la batalla a bordo del bergantín "República". Nuevamente, las naves brasileras temen quedar varadas, por ello, que se retiran otra vez. La escuadra de las Provincias del Río de la Plata, al mando de Guillermo Brown empavesada, engalanada como en días de gala llega al puerto. Es en este enfrentamiento cuando el almirante inmortaliza otra frase que tomará la Historia: "Es preferible irse a pique antes que rendir el pabellón".

Ya en febrero de 1827, los patriotas se deben enfrentar en el combate de El Juncal. Esta acción naval terminó con una derrota de las fuerzas brasileñas y en ella tuvieron actuación destacadísima el comandante del bergantín "General Balcarce", Francisco José Seguí, y el comandante de la goleta "Maldonado", Francisco Drummond. Durante ese combate fueron apresados doce buques brasileños, tres fueron incendiados y únicamente dos pudieron escapar.

Los bergantines "República", "Independencia" y "Congreso" y la goleta "Sarandi" zarparon del fondeadero de Los Pozos con el objeto de realizar un crucero sobre las costas brasileñas. Cuando navegaban, a la altura de la Ensenada, debido a un error humano, por lo que se dice, los buques encallaron en la punta del banco de Monte Santiago. En esa situación fueron sorprendidos por fuerzas navales brasileñas muy superiores y durante el 7 y 8 de abril de 1827 debieron soportar un infernal fuego de la escuadra brasilera. Las naves patriotas causan graves averías en los buques enemigos y resisten hasta que en algunas se carece de municiones. El sargento mayor, Francisco Drummond, que era el comandante del "Independencia" cae herido mortalmente cuando se dirigía en busca de municiones.

Antes de permitir que la "República" e "Independencia" fueran apresadas por el enemigo, Brown ordena incendiarlas luego de pasar a sus tripulaciones a los otros dos buques, y emprende el regreso a Buenos Aires.

FINALIZA LA GUERRA

Corre el mes de agosto de 1828 cuando concluye la guerra contra el Brasil y entonces Guillermo Brown se retira nuevamente a su vida privada no queriendo tomar parte en la lucha que durante más de veinte años libran unitarios y federales, en realidad los intereses económicos encontrados entre Buenos Aires y el interior. Su vuelta a los barcos y al comando de la flota se dará durante el bloqueo de las fuerzas navales de Francia e Inglaterra, en 1838.

Brown bloqueó a Montevideo burlando la flota inglesa; causó derrota tras derrota a las naves del Uruguay que presidía Rivera que había abierto hostilidades contra Rosas. El 15 de agosto de 1842 en aguas del Río Paraná, en Costa Brava, vence a una fuerza naval de Rivera, que era comandada por el héroe italiano José Garibaldi. "Déjenlo escapar, ese gringo es un valiente" es la orden que Guillermo Brown imparte a sus subordinados cuando pretendían perseguirlo para ultimarlo.

La derrota de Juan Manuel de Rosas y los problemas posteriores políticos hace que muchos hombres del mar sean eliminados del escalafón activo de la Armada. Esto no pasa con Guillermo Brown. Por el contrario, el Ministro de Guerra y Marina le cursa al Almirante Brown una comunicación manifestando: "El Gobierno con esa medida ha consultado la decidida predilección a que V.E. tiene títulos por sus viejos y leales servicios a la República Argentina en las más solemnes épocas de su carrera".

El 3 de marzo de 1857 muere el Almirante Guillermo Brown y el gobierno decreta honras fúnebres al ilustre marino que, como decían los considerandos de la resolución oficial "simboliza las glorias navales de la República Argentina y cuya vida ha estado consagrada constantemente al servicio público en las guerras nacionales que ha sostenido nuestra Patria desde la época de la Independencia".

El General Mitre en ocasión de despedirlo, dijo de Brown: "Brown en la vida, de pie sobre la popa de su bajel, valía para nosotros por toda una flota".

Seis buques de la Armada Argentina llevaron su nombre: Goleta (1826), Vapor de Guerra "General Brown" (1867-Primer Buque Escuela), Acorazado (1880), Crucero (1931), Destructor (1961), Destructor (1983).

Sus restos mortales descansan en el Cementerio de la Recoleta, en la ciudad de Buenos Aires.

FUENTES: Efemérides culturales, página de la Marina Argentina y otras.

* Primera versión publicada el 2 de marzo del 2010. Corregida, actualizada y ampliada.

Caracteres: 11.926

Usuarios Online  

 

my widget for counting
contador