Los libros no están hechos para pensar, sino para ser sometido a investigación.

Umberto Eco

 
2015

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Jueves, 16 Junio, 2016 18:46
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

FEDERICO GARCÍA LORCA

HISTORIA - GOLPE CONTRA PERÓN

GOLPE DE ESTADO CONTRA JUAN DOMINGO PERÓN - 16 DE SEPTIEMBRE DE 1955

GOLPE DE ESTADO CONTRA PERÓN
16 DE SEPTIEMBRE DE 1955

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

17 de septiembre del 2015 *

Luego de algunos intentos fallidos, una masacre sobre la Plaza de Mayo, tres meses antes, con un saldo de 700 muertos y más de 2.000 heridos, el golpe contra Perón triunfa y se instala la autodenominada Revolución Libertadora. La anterior asonada en 1951, con un protagonista de dos siglos después, Benjamín Menéndez. Luego el bombardeo sobre Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955.

El movimiento insurreccional estaba encabezado por el general Eduardo Lonardi, a los dos meses y en un quiebre del poder producido por el avance de la Resistencia Peronista, es reemplazado por el general Pedro E. Aramburu como Presidente, y el almirante Isaac Rojas, Vicepresidente, habían pasado tan sólo dos meses, había que profundizar la represión y la persecución contra el movimiento obrero y todo lo que fuera peronista.

Se puede afirmar que prácticamente todo el arco opositor estuvo con el golpe mientras, la conducción del Partido Justicialista desapareció sin decir nada, no tuvo ninguna actitud de oposición; en cuanto a la conducción cegetista también se doblegó ante los golpistas.

Quienes apoyan la destitución del peronismo fueron los partidos: socialista, comunista, UCR, Conservadores, demócratas cristianos, demócratas progresistas, nacionalistas, parte de la prensa, además de la Iglesia Católica y parte de la Fuerzas Armadas (el Ejército no se plegó en forma homogénea inmediatamente; particularmente decisiva fue la actuación de la Marina).

Las cuentas que le pasaron al gobierno de Perón fueron: corrupción pública, demagogia, autoritarismo, falta de libertad de prensa y sojuzgamiento del poder judicial. Varios de sus referentes habían sufrido cárcel, se habían clausurado periódicos opositores y en la última etapa de gobierno se agudizó la confrontación con la iglesia, que en un principio tuvo muy buen vínculo con Perón. Entidades empresarias y agrarias también se tornaron adversarias. El gobierno peronista era denominado como la “Segunda tiranía” y la “dictadura” de Perón.

Con el golpe del 16 de septiembre comenzó la derrota de un proyecto de país que se basó en un planteo económico basado en la fuerte presencia protagónica del Estado, las políticas públicas, el desarrollo del mercado interno. Argentina no fue un país integrante del FMI, es más Perón lo rechazó. El ingreso al Fondo Monetario Internacional se produce en 1957. En cuanto a la legislación se asentaba en el concepto de justicia social.

La importancia del Movimiento Obrero organizado fue determinante, estuvo el liderazgo político centralizado del General Perón y la acción concreta y simbólica de Eva Perón (Evita), amada incuestionablemente por los más pobres.

Pero, el Movimiento obrero con identidad peronista cuestionó al gobierno de Perón cuando consideró que no se atendía a sus reclamos.
Huelgas, paros y otras formas de protesta también soportó el gobierno peronista, teniendo claro, como afirma Juan Carlos Cena en su libro El Guardapalabras, memoria de un ferroviario, editado en 1998, que la conformación de los cuerpos de delegados y comisiones internas hicieron aún más clara y democrática la vida sindical con grandes niveles de protagonismo por parte de los trabajadores. Espacios que los propios burócratas no se pudieron apropiar, ni el mismo Perón.

Por otro lado, el país estuvo entre los primeros del mundo en el plano de la calidad de vida de sus habitantes, incluso por encima de naciones más desarrolladas.

EL GOLPE

Comienza una época de persecución, encarcelamiento y proscripción del peronismo que seguía constituyendo la mayoría de la población trabajadora. Desde el punto de vista institucional, entre las medidas de la dictadura de Aramburu y Rojas se deroga la Constitución Nacional que había sido aprobada en 1949 (se repondría la anterior Carta Magna con modificaciones sancionadas por una nueva Constituyente convocada con la proscripción del peronismo) y se deja fuera de la ley al justicialismo (decretándose “la disolución” del partido peronista” y prohibición de cualquier mención alusiva por el Decreto 4.161).

Además, cientos de sus partidarios irían a la cárcel (muchos al penal de Tierra del Fuego) luego de la destitución de todas las autoridades e intervención de las organizaciones sindicales.

Perón marcha al exilio forzoso, del cual retornará recién el 17 de noviembre de 1972, tras largos años de confrontación y definitivamente al país, aquel 20 de junio de 1973. Juan Domingo Perón ungido presidente por tercera vez, muere el 1° de julio de 1974.

Este golpe había sido precedido, el 16 de junio de 1955, por un levantamiento en el cuál parte de la aviación naval y la aeronáutica, creada por el gobierno de Perón, bombardeó la Plaza de Mayo, con la intención de hacer blanco en la Casa de Gobierno y asesinar al Presidente. Ese día cayeron sobre la población civil desprevenida más de 14 toneladas de bombas que costaron la vida de cientos de personas y 2.000 heridos (nunca se tuvo confirmación exacta del número de víctimas ni se juzgó a los responsables, refugiados en Uruguay hasta el derrocamiento de Perón y que recibieron posteriormente elogios). Esa misma noche, grupos exaltados por lo ocurrido incendiaron más de diez iglesias católicas en Buenos Aires.

Este gobierno de facto utilizó la violación de la soberanía popular y la represión política significó uno de los factores determinantes en la instalación creciente de la violencia política en el país.

En junio de 1956 un alzamiento cívico militar simpatizante del peronismo será reprimido con el fusilamiento de 32 personas, entre civiles (5 de las cuales mueren luego de su detención asesinadas en un descampado de José León Suárez) y militares (entre ellos el General de División Juan José Valle, jefe de la rebelión, en la penitenciaría de la Avenida Las Heras y Salguero).

El gobierno de facto abandonará el poder en 1958, luego de las elecciones restringidas que consagrarán a Arturo Frondizi (radical disidente) como Presidente de la República.

LO QUE DECIA JUAN DOMINGO PERÓN EN 1955
"Hace algunos días... decidí ceder el poder... ahora mi decisión es irrevocable... decisiones análogas del vicepresidente y de los diputados... el poder del Gobierno pasa por ello automáticamente a las manos del Ejército".

FUENTES: varias y propias.

* Primera versión 9 de septiembre del 2010. Corregida, actualizada y ampliada.


Caracteres: 6529

Usuarios Online    

my widget for counting
contador

 

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}