Los libros no están hechos para pensar, sino para ser sometido a investigación.

Umberto Eco

 
2015

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Miércoles, 28 Octubre, 2015 17:15
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

FEDERICO GARCÍA LORCA

HISTORIA / JULIO ARGENTINO ROCA

JULIO ARGENTINO ROCA / 19 DE OCTUBRE

Producción periodística de Villa Crespo Digital

27 de octubre del 2015

En 1914, con sus largos 71 años, el represor de los indígenas y dos veces presidente argentino, Julio Argentino Roca se trasladó a su estancia La Argentina, dispuesto a pasar allí sus últimos años. El 19 de octubre, tras un problema respiratorio, aproximadamente a las diez de la mañana moría el ex presidente. Había nacido en Tucumán el 17 de julio de 1843 y en 1858 ingresó al ejército de la Confederación con el grado de subteniente.

Después de una larga experiencia militar, como campañas contra las montoneras de Chacho Peñaloza y Felipe Varela, la guerra del Paraguay o la represión del levantamiento de Mitre contra Avellaneda en 1874 (que le valió su ascenso a general), fue designado a fines de 1877 Ministro de Guerra y Marina del gobierno de Avellaneda en reemplazo de Alsina que había fallecido.

Desde allí Roca propuso un cambio radical a la política seguida contra el indígena por su antecesor, su plan consistió en una ofensiva final a cargo de un poderoso ejército equipado con los últimos adelantos de la industria militar; cambiando los sables y lanzas por los modernos fusiles a repetición Remington, fue el exterminio sangriento en las pampas argentinas y que le valió grandes territorios para su peculio personal.
La campaña dejó un saldo de miles de muertos y más de 14 mil prisioneros. Roca volvió de la campaña con el título de "Conquistador del Desierto" y aprovechando magistralmente esta circunstancia logró imponer su candidatura a la presidencia por el Partido Autonomista Nacional.

Con la ayuda de Juárez Celman en el interior y Carlos Pellegrini en Buenos Aires, fue consolidando su posición hasta lograr imponerse en las elecciones del 11 de abril de 1880. Para su primer gobierno, Roca se rodeó de figuras de gran prestigio intelectual y político a las que luego se las conocería como miembros de la "generación del 80". En ella se destacan personalidades de distinta edad y formación como Paul Groussac, Miguel Cané, Eduardo Wilde, Carlos Pellegrini, Luis Sáenz Peña y Joaquín V. González. La idea de progreso en el campo social y la fe en los avances del capitalismo, era la visión propia del positivismo de esta generación.

El grupo dirigente del '80 adhirió al liberalismo económico, pero practicaba un claro conservadurismo político, reservándose el manejo de los mecanismos del poder y practicando el fraude electoral, al considerarse los únicos aptos para detentarlo. En esta etapa la Argentina se integró al mercado mundial como compradora de manufacturas y proveedora de materias primas, consolidando de esta manera el modelo agroexportador en el país. Durante este primer gobierno, aumentaron notablemente las inversiones británicas en ferrocarriles, frigoríficos, bancos y tierras. Consecuentemente, a cuatro años de asumir la presidencia, Roca destinaba casi la mitad de sus ingresos al pago de las deudas contraídas con los bancos extranjeros.

El país también se transformaría con la llegada de cientos de miles de inmigrantes atraídos por "el granero del mundo".

Durante la década de 1890 se produjo el ascenso revolucionario del radicalismo y el despertar de las luchas obreras, esto llevó a las clases dirigentes a pensar que el hombre indicado para ocupar el poder era Julio Argentino Roca. Así en 1898, volvía al gobierno. Frente al movimiento obrero, Roca aplicará una política represiva, que consistió en el ataque a las organizaciones obreras y el dictado de leyes represivas. Sin embargo, un sector del grupo gobernante comenzó a considerar que la prosperidad alcanzada podía peligrar de no atenderse los reclamos de la oposición. De este modo, se mostraron dispuestos a considerar la introducción de reformas, pero el presidente mantuvo hasta el fin de su gobierno una postura conservadora al respecto.

Al concluir su mandato, en 1904, Roca apoyó la candidatura de Manuel Quintana a la presidencia. Luego se retiró de la vida pública y, en 1905, partió de viaje hacia Europa en compañía de sus hijas, para retornar definitivamente a la Argentina poco tiempo antes de su muerte en 1914.

FUENTES: Calendario porteño y otras fuentes.

Caracteres: 4273

Usuarios Online  

my widget for counting
contador