Los libros no están hechos para pensar, sino para ser sometido a investigación.

Umberto Eco

 
2015

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Sábado, 6 Junio, 2015 18:36
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

FEDERICO GARCÍA LORCA

HISTORIA / YACIMIENTOS PETROLÍFEROS FISCALES

ENRIQUE MOSCONI

YACIMIENTOS PETROLÍFEROS FISCALES Y MOSCONI

GENERAL ENRIQUE MOSCONI - YPF
21 DE FEBRERO DE 1877 – 4 DE JUNIO DE 1940
75 AÑOS DE SU MUERTE

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

6 de junio del 2015 *

*NO QUEDA OTRO CAMINO QUE EL MONOPOLIO DEL ESTADO, PERO EN FORMA INTEGRAL, ES DECIR, EN TODAS LAS ACTIVIDADES DE ESTA INDUSTRIA, LA PRODUCCIÓN, LA ELABORACIÓN, EL TRANSPORTE Y EL COMERCIO…SIN MONOPOLIO DEL PETRÓLEO ES DIFÍCIL, DIRÉ MÁS ,ES IMPOSIBLE PARA UN ORGANISMO DEL ESTADO VENCER EN LA LUCHA COMERCIAL LAS ORGANIZACIONES DEL CAPITAL PRIVADO*.

Enrique Mosconi

El pasado 4 de junio se conmemoraron 75 años del fallecimiento del general Enrique Mosconi.
Quien administró cuantiosas sumas de dinero y la empresa que en aquel entonces detentaba el mayor capital en Hispanoamérica tenía, al morir, como patrimonio personal, un saldo de nueve pesos con noventa centavos y vivía en una casa hipotecada que compartía con sus hermanas.

Mosconi encabezó la puesta en marcha de Yacimientos Petrolíferos Fiscales en 1922 la misma fue una experiencia sin precedentes en la historia petrolífera mundial.

En el homenaje realizado por el Movimiento Oro Negro YPF, en el 2010, afirman que: La decisión del Estado nacional de asumir la administración, exploración, explotación, refinación y por fin la comercialización del petróleo argentino, configuraba una iniciativa empresaria inédita que debió “hacer camino al andar”, sin modelos ni experiencias previas que pudieran orientar su acción, sin una ley orgánica que normara y estabilizara su funcionamiento y con el enfrentamiento de los poderosos intereses multinacionales perjudicados por la reducción de los precios que tuvieron que ajustar para competir con la empresa estatal nacional.

Es real que llevar adelante dicha empresa fue un acto de coraje, de decisión y de políticas de Estado. Porque se tenía fe en el país y en los recursos humanos y técnicos. Esto quedó demostrado por la enorme expansión que tuvo la empresa estatal YPF.

En ese sentido afirmaban desde Oro Negro: La extraordinaria expansión de YPF, las bajas tarifas, el desarrollo de la capacidad empresaria, las inmensas utilidades que quedaban, desde luego en el país, otorgaron a la empresa un enorme prestigio que luego fue el antecedente para la creación de otras empresas públicas al servicio del desarrollo nacional que con el tiempo conformaran la estructura básica que propició durante muchos años la independencia energética de nuestro país.

La trascendencia de YPF fue obra de la actitud del gobierno de Hipólito Yrigoyen y de la presidencia en dicha empresa entregada a Mosconi.
Sobre el final de dicho mandato, el primero de Yrigoyen, el 16 de octubre de 1922, Mosconi es nombrado Director General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, allí permanecerá por el período de 8 años, la presidencia de Alvear y el segundo mandato truncado por el golpe de Estado de Yrigoyen.
Dedicará grandes esfuerzos para incrementar la exploración y desarrollo de la extracción de petróleo.

YPF recibió un monto inicial de 8 millones de pesos de parte del Gobierno Nacional, y desde ese momento fue autosuficiente, logró la financiación y con las ganancias que obtenía de la extracción de petróleo, sin préstamos ni inversiones extranjeras fue ampliando el trabajo de la empresa que dedicó gran parte de su capital en la llamada exploración, logrando éxitos incalculables y que hasta hoy son explotadas por empresas extranjeras.

Cuando en 1925 Mosconi supuso que se podía implementar una empresa mixta, o sea, con capitales estatales y privados, lo analiza y pronto se retractará, de tal forma, afirmará:

No queda otro camino que el monopolio del Estado pero en forma integral, es decir, en todas las actividades de esta industria: la producción, la elaboración, el transporte y el comercio [...] sin monopolio del petróleo es difícil, diré más, es imposible para un organismo del Estado vencer en la lucha comercial las organizaciones del capital privado.

Luego afirmará que para defender la empresa YPF de los intereses privados tanto argentinos como extranjeros es necesario: "una magnífica insensibilidad a todas las solicitaciones de los intereses privados concordantes o no con los intereses colectivos, pero sobre todo hace falta un poder político capaz de contener todas las fuerzas opuestas".

Además sostuvo:
Resulta inexplicable la existencia de ciudadanos que quieren enajenar nuestros depósitos de petróleo acordando concesiones de exploración y explotación al capital extranjero, para favorecer a éste con las crecidas ganancias que de tal actividad se obtiene, en lugar de reservar en absoluto tales beneficios para acrecentar el bienestar moral y material del pueblo argentino. Porque entregar nuestro petróleo es como entregar nuestra bandera.

Es dable afirmar que ese modelo petrolero no quedó encerrado en nuestras fronteras, su notoriedad trascendió, esencialmente, en países latinoamericanos, que lo tomaron de arquetipo.

No es casualidad, sino causalidad, que luego de muchos años y durante la implementación del denominado modelo neo liberal todas estas empresas estatales sufrieron el embate de los modelos privatizadores.

Las excepciones que lograron preservar el control estatal (como el caso del Brasil), nos muestra los formidables éxitos que confirman la frase del general Enrique Mosconi de que el Estado es mal administrador “cuando los gobiernos no dictan ni mantienen reglas de buena administración”.

Nuevamente, en aquel comunicado de Oro Negro sostenían: En este año del bicentenario de la Revolución de Mayo, presenciamos una impúdica exhibición nacionalista de los que en su momento operaron y extendieron la insidiosa campaña periodística de descrédito contra las empresas estatales, los que implementaron el sabotaje, su desorganización planificada, los que las endeudaron fraudulentamente, para justificar la enajenación del patrimonio nacional y el desguace del Estado como elemento regulador de la economía al servicio del país.

Nuevamente el pensamiento del general Mosconi...”Es bueno vitorear a la Patria, pero es mejor ayudarla a vivir contribuyendo a su engrandecimiento, progreso y bienestar”

”Resulta inexplicable la existencia de ciudadanos que quieran enajenar nuestros depósitos de petróleo acordando concesiones de exploración y explotación al capital extranjero, para favorecer a éste con las crecidas ganancias que de tal actividad se obtiene, en lugar de reservar en absoluto tales beneficios para acrecentar el bienestar moral y material del pueblo argentino, porque entregar nuestro petróleo es como entregar nuestra bandera”...
Lo volvemos a repetir porque es bueno que más de uno se lo grave en la memoria, las concesiones de exploración y explotación en manos privadas y extranjeras sólo sirven y sirvieron para beneficio de esos capitales, jamás de Argentina.

Finalizaban saludando a los trabajadores profesionales del área nuclear que en este momento están batallando contra los intentos de avanzar en la dependencia tecnológica con uranio enriquecido que desde el gobierno nacional se quiere implementar, quizás no sea casualidad que la Comisión Nacional de Energía Atómica sea una empresa estatal que nos queda y su sigla sea la única que preserva el formato del de Yacimientos Petrolíferos Fiscales con la bandera argentina circundando sus iniciales.

En un día como este recordar a todos los que sufrieron el despido, la expulsión de la empresa estatal, a todos los ex ypefianos que quedaron regados por el territorio, a los hombres y mujeres de todo el país, en ellos un homenaje a quienes han sufrido la desaparición y en aquel momento se pedía la libertad de Pepino Fernández, técnico de YPF, apresado y dejado en libertad por la movilización popular. Responsable de la UTD de General Mosconi en nuestra provincia de Salta.

A aquellas políticas de Estado que marcaron el camino de la verdadera independencia económica, política y nacional. Que hicieron posible que durante esas décadas nuestros resortes fueran parte de nuestro patrimonio nacional.

Desde el actual gobierno siguen repitiendo: Que no hubo mejores gobiernos que ellos, la falacia que se intenta implantar desde los estamentos oficiales sobre que estos gobiernos k son los mejores de los últimos 60, 70 o 100 años, sólo responden a una propaganda burda y sin contenido.

Las verdaderas políticas estatales fueron llevadas adelante por quienes dejaron que durante décadas sobre nuestro patrimonio nacional flameara la bandera nacional como símbolo de soberanía.

La historia la hacen los hombres, y ellos deben también hacerse cargo de las equivocaciones que se incurre por falta de conocimiento e interés político.
La no defensa del patrimonio nacional, los altos niveles de corrupción en que fueron cayendo los mismos empleados y funcionarios de las empresas estatales colaboraron, porque sólo buscaron su beneficio propio, en que éstas fueran caldo de cultivo para las privatizaciones. Un amplio espectro del conjunto de la ciudadanía compró el discurso.

La autocrítica es un buen ejercicio intelectual y práctico. Hay que ponerlo en práctica…

Caracteres: 9225

Primera versión el: 8 de junio del 2010. Corregida y actualizada.

Usuarios Online  

contador de visitas
contador visitas