MUJER

SANDRA CABRERA: UN CRÍMEN IMPUNE

 

LAS DEUDAS DEL BICENTENARIO

 

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital 

 

SANDRA CABRERA

 

27 de enero del 2010

 

Sandra Cabrera era una trabajadora sexual, una meretriz, para muchos, era una prostituta, fue asesinada el 27 de enero del 2004. Le dieron un balazo certero en la nuca, no hay dudas de que fue un crimen.

Sandra fue la primera dirigente de AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina) filial Rosario e integrante de la CTA Seccional Rosario.

 

En un trabajo realizado en el 2005 desnudamos a una luchadora social, una mujer comprometida, contra las injusticias y por una vida digna. Por ello fue asesinada Sandra Cabrera.

 

Su lucha comenzó en el año 2000, fue la primera Trabajadora Sexual que enfrentó a la corrupción policial y a la represión que sufrían las meretrices. No le tembló el pulso en denunciar la prostitución infantil y la trata de personas dando nombres y apellidos. Estos hechos le costaron la vida, sostienen desde la CTA.

Por otro lado, sobre diciembre del 2003, Sandra había presentado el primer proyecto para la derogación del código de faltas para que sus compañeras dejaran de ir presas. El 27 de enero del año 2004 fue encontrada con un tiro en la nuca en la zona de la terminal, lugar donde ella trabajaba y a dos cuadras de su casa.

 

La guardia fue quitada 15 días antes, Sandra había denunciado amenazas, el 25 de enero realiza una denuncia contra un policía de la provincia que coimeaba a una de sus compañeras.

A partir de ese momento se logran destapar muchas ollas y el gobernador en ejercicio, Jorge Obeid, disuelve Moralidad Pública y se compromete a trabajar en la derogación del Código de Faltas para que las trabajadoras meretrices dejaran de ir presas extorsionadas por los abusos y la violencia ejercida por la policía santafesina, tal el comunicado de la Ctera.

 

"El único sospechoso, Diego Parvluczyck, estuvo seis meses preso hasta que la Cámara de apelaciones, por no encontrar elementos suficientes, lo deja en libertad bajo el argumento de que nosotras las trabajadoras sexuales somos personas errantes, desvalorizando nuestro testimonio sobre la verdad del cruento asesinato de nuestra compañera", recuerdan las integrantes de Ammar Rosario en un comunicado de prensa.

 

La impunidad continúa, la muerte de Sandra dejó a una pequeña niña de tan sólo 9 años, hoy tiene largos seis años sin su mamá.

 

Estos crímenes llevados adelante y de la manera más despótica y atroz, cuyo blanco son los que pelean, pertenecen a las grandes deudas del Bicentenario.

 

FUENTES: Ctera, fuentes propias

 

Caracteres: 2604

Usuarios Online    

contador de visitas contador visitas

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}