Los libros no están hechos para pensar, sino para ser sometido a investigación.

Umberto Eco

 
2016

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Jueves, 17 Marzo, 2016 17:32
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

 

 

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

 

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

Federico García Lorca

“Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos”.

Sir Francis Bacon

EDUCACIÓN - ESCUELAS DE FRONTERA

 

La educación es un acto de amor, por tanto, un acto de valor.

Paulo Freire

ESCUELAS DE FRONTERA

Producción Periodística Villa Crespo Digital

16 de marzo del 2016

14 DE MARZO DÍA DE LAS ESCUELAS DE FRONTERA
Las más de 10.000 escuelas de frontera de nuestro país no sólo deben sobreponerse a diario a las dificultades a que sus propias geografías las someten, sino que deben sufrir también el olvido que les dispensan los entes gubernamentales (abocados a otras cuestiones más expuestas) y la mayoría de la sociedad, que no ve como algo cercano este problema. Este día debe ser aprovechado para sembrar conciencia en los alumnos sobre esta problemática, y alimentar la virtud de la generosidad.

Integrarse, más allá de las dificultades
Este día debe ser aprovechado para sembrar conciencia en los alumnos sobre esta problemática, y alimentar la virtud de la generosidad.

En la Argentina, hay millones de chicos que cada mañana viajan un promedio de 30 minutos en el micro escolar o en colectivos de línea para ir a la escuela. Otros tantos, se suben a su bicicleta o caminan unos 5 ó 10 minutos con el mismo objetivo. Algunos otros, quizás un poco más afortunados, se suben todavía un poco dormidos al auto de sus padres, que los llevan hasta el colegio.

En alguna de estas tres situaciones cuadra, seguramente, la realidad de la gran mayoría de los alumnos de nuestro país, donde la educación primaria es obligatoria, y suele impartirse en escuelas de jornada simple o de jornada completa.

Sin embargo, hay también otra realidad paralela, menos usual, menos conocida, pero igual de real: cientos de miles de niños argentinos concurren todos los días a diferentes tipos de escuelas no convencionales, como por ejemplo:
- Escuelas Hogares: Para niños en edad escolar pertenecientes a familias con graves problemas socio-económicos, que reciben educación integral en régimen de internado.

- Escuelas Hospitalarias: Destinadas a niños que permanecen internados en hospitales, para mantenerles la escolaridad.

- Escuelas Domiciliarias: Se dictan clases en hogares de niños y adolescentes con problemas físicos (transitorios o permanentes) que les impiden la concurrencia a la escuela.

- Escuelas de Frontera: Pertenecen a la jurisdicción provincial y su propósito es el desarrollo, promoción prioritaria e integración plena de esas jurisdicciones a la vida nacional, según establece la Ley Nº 19.524.

A la ciudad de Abra Pampa, se accede por la ruta nacional Nº 9, 120 km. al norte de la ciudad de San Salvador de Jujuy. El pueblo está ubicado en una región montañosa, donde las temperaturas llegan a los 20º grados bajo cero durante el invierno, y soplan vientos fuertes. Allí, donde se trabaja “a brazo partido” –según cuenta Lidia-, comenzó a funcionar la escuelita, en septiembre de 1997. Pero esta escuela, como las escuelas de frontera, tiene múltiples problemas, la lejanía, la pobreza de sus alumnos, las duras condiciones en que deben sobrevivir. Todos los que deciden hacer funcionar estas escuelas están dando un paso elevadísimo por la educación. Pero esto no es comprendido por quienes hoy están como autoridades, tanto nacionales como provinciales, de diferentes partidos o extracciones políticas distintas o diferentes. Para nada, y decir tampoco, por un porcentaje elevado de la ciudadanía que tampoco valora la educación, ni tiene un compromiso con ella.

EL DÍA DE LAS ESCUELAS
Este "Día de las Escuelas de Frontera" fue instituido por medio del Decreto Nº 1531 del Poder Ejecutivo Nacional, en conmemoración del día de aprobación de la ley 19.524, sancionado el 14 de marzo de 1972 para proteger y desarrollar las escuelas en zonas y áreas de frontera, corrían los tiempos de la dictadura autodenominada Revolución Argentina, gobernaba Agustín Lanusse.

A lo largo de las extensas fronteras de nuestro país (9.376 kilómetros) existen alrededor de 11.000 escuelitas (contemplando no sólo aquellas ubicadas estrictamente en zonas fronterizas, sino haciendo extensiva la consideración a un área un poco más amplia, incluyendo las llamadas escuelas rurales, que en todos los casos están alejadas de zonas urbanas.
En nuestro país más de 700.000 de niños y adolescentes son analfabetos. Sólo el 5 por ciento de niños y adolescentes llegan al nivel universitario.
En Latinoamérica el 60 por ciento de la población rural es pobre. Más de 3.600 escuelas rurales cuentan con sólo un docente. No existen programas de alfabetización digital en el 96 por ciento de más de 1.000 comunidades rurales relevadas.
El 88 por ciento de los docentes y directores de escuelas rurales encuestados, informan que en su comunidad no existen oportunidades de formación laboral para los jóvenes.
Aproximadamente 380.000 chicos trabajan en el campo. El 62 por ciento no completa sus estudios.
Estos establecimientos educativos suelen estar en zonas aisladas y de acceso un tanto complicado, y muchos de los alumnos que concurren a ellos deben recorrer enormes distancias, todos los días, para poder acceder a su educación básica.
En general, en las escuelas de frontera los niños están a cargo de un único maestro, y pasan allí todo el día, pues se les brinda además de la educación su alimentación básica, en muchos casos la única que pueden recibir.

Estas escuelas no podrían subsistir de no ser por la profunda vocación y el enorme cariño de los docentes, que no son sólo maestros sino también en muchos casos casi padres de sus alumnos, y se encargan de todas las tareas y necesidades de la vida en los establecimientos: comidas, vestimenta, útiles, mantenimiento, salud.
Las carencias y las dificultades son muchísimas, quizás demasiadas para lo que un ser humano medio, acostumbrado a las comodidades y facilidades de las grandes urbes, podría soportar. Pero gracias a estos miles de "héroes" que podemos encontrar a lo largo de todo nuestro país, hay muchos chicos que aún pueden soñar con forjarse un futuro mejor para ellos y sus familias.

Aun en sus precarias condiciones de infraestructura, alimentación y sanidad, los chicos aprenden no sólo a leer, escribir o sumar, sino también a trabajar la tierra o criar animales para generar producción para su propia subsistencia. De todos modos, la solidaridad de los alumnos y de las comunidades urbanas sigue siendo de gran ayuda para su mantenimiento y evolución, pero sobre todo para sentirse acompañados y queridos, para sentir que también ellos son argentinos y, desde su lugar, forjan día a día nuestra Nación. No los dejemos solos.

FUENTES: Información del 2006, 2008, 2010 de portales educativos y otros.

Caracteres: 10.283

Escuela en Abra Pampa
provincia de Jujuy

Escuela 16 Colonia San Antonio Rodeo Tapiti

 

Escuela Rural N° 37

Escuela Rural límite con Bolivia

 

Senado de la Nación
Secretaria Parlamentaria
Dirección General de Publicaciones
(S-0236/09)
PROYECTO DE DECLARACION
El Senado de la Nación
DECLARA:

Su beneplácito por el Día de las Escuelas de Frontera a celebrarse el día 14 de Marzo del corriente año.-
Ramón Saadi.

FUNDAMENTOS
Señor Presidente:

El 14 de marzo se conmemora el Día de las Escuelas de Frontera. El 14 de Marzo de 1962 se establece por ley la importancia de la enseñanza primaria en los lugares más alejados de la Argentina. El régimen de las escuelas de zonas de frontera data de 1972.

La ley 19.524 fue sancionada durante el gobierno de facto de Lanusse, y se aplica a las instituciones educativas de todos los niveles y modalidades, tanto públicas como privadas oficiales. La normativa establece que las escuelas de frontera deben promover la integración de los alumnos a las formas de vida propias de la cultura nacional, el compromiso con el desarrollo de la comunidad local, y el sentimiento de pertenencia a la sociedad argentina.
Las más de 10.000 escuelas de frontera de nuestro país no sólo deben sobreponerse a diario a las dificultades a que sus propias geografías las someten, sino también al olvido de sectores sociales y muchas veces políticos que abrumados de tantas preocupaciones no prestan la atención debida a las extremas y malas condiciones en las que se encuentran.
Este día debe ser aprovechado para sembrar conciencia en los alumnos de todo el territorio sobre esta problemática, y alimentar la virtud de la generosidad. Dado que en su gran mayoría se hallan estudiando en condiciones de más privilegios que los que lo hacen en la frontera.
Estas escuelas no podrían subsistir de no ser por la profunda vocación
y el enorme cariño de los docentes, que no son sólo maestros sino también en muchos casos casi padres de sus alumnos, y se encargan de todas las tareas y necesidades de la vida en los establecimientos: comidas, vestimenta, útiles, mantenimiento, salud. Gracias a estos miles de "héroes" que podemos encontrar a lo largo de todo nuestro país, hay muchos chicos que aún pueden soñar con forjarse un futuro mejor para ellos y sus familias..
Por ejemplo en el caso de la Ciudad de Abra Pampa, donde se accede por la ruta nacional Nº 9, 120 km. al norte de la ciudad de San Salvador de Jujuy. Pueblo que está ubicado en una región montañosa, donde las temperaturas llegan a los 20º grados bajo cero durante el invierno, y soplan vientos fuertes. En un principio, fueron un total de 41 alumnos provenientes de las escuelas rurales de Santuario, Tabladitas, y Lumara, del departamento de Cochinota . El edificio tenía el aspecto de una vivienda familiar; fue construido por la Gendarmería Nacional, a encargo del Club Argentino de Servicios. Una vez habilitada, según la resolución correspondiente del Ministerio de Educación, la escuela de frontera Nº 7 inició sus clases con jornada completa, brindando a sus alumnos el desayuno, almuerzo y merienda. En aquel momento, el establecimiento no contaba con los servicios de agua corriente y energía eléctrica.
Hoy que la escuela funciona como jornada simple, en un solo turno de 8:30 a 13 horas y con comedor, sus autoridades destacan la función de contención que cumple la escuela, ya que la mayoría de los chicos son hijos de padres desocupados, y de familias numerosas. Este es uno de los objetivos principal es de la escuela; el otro es específico de su situación de frontera se lo identifica como de “defensa de la identidad del argentinismo” –si bien la escuela está a 70 km. de la Quiaca, dos alumnos que se incorporaron este año provienen de Bolivia-.
Por lo expuesto, solicito la aprobación del presente proyecto de declaración
Ramón Saadi.


Usuarios Online  

 

my widget for counting
contador