2016

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Viernes, 16 Diciembre, 2016 15:16
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres. / Heinrich Heine (1797-1856) Poeta alemán.

 

 

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

 

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

Federico García Lorca

“Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos”.

Sir Francis Bacon

HISTORIA / FEDERALIZACION DE BUENOS AIRES

 

FEDERALIZACIÓN O CAPITALIZACIÓN DE BUENOS AIRES
1880

Por Elena Luz González Bazán * especial para Villa Crespo Digital

16 de diciembre del 2016

Dentro del perímetro de la novel Capital Federal quedó el puerto y la aduana, esto no fue casual, las disputas internas llevaron a consolidar, a través de la que luego sería la Capital de la República, el diseño de una nación alrededor del puerto y la aduana, lugares por donde entra y salen mercaderías, en el pasado y la actualidad, se desarrolla el comercio y con cuyos ingresos condicionó la vida del resto de las provincias argentinas.


El 20 de septiembre de 1880 se sancionó la Federalización de la Ciudad de Buenos Aires, lo que implicaba que, en forma definitiva, los ingresos por los derechos de aduana del puerto de la ciudad, quedarían en manos del Estado Nacional; era el final de Nicolás Avellaneda como presidente de la Nación.


El nuevo presidente, Julio A. Roca, asumió sus funciones el día 12 de octubre de 1880 con todas las provincias sujetas al poder central y gobernando desde Buenos Aires, convertida en la Capital Federal de la República. Durante su gobierno fue fundada la Ciudad de La Plata para ser la sede de las autoridades de la provincia de Buenos Aires.

Una gran masa de inmigrantes llegaron al país entre 1857 y 1914, periodo en el que ingresaron según las diferentes fuentes entre: 3.300.000 personas, 4.500.000 inmigrantes y las más auspiciosas 6.500.000.

El 4 de enero de 1881 es instalado el Primer teléfono en Buenos Aires.

En 1882 se coloca la primera central eléctrica y en el mismo año se inaugura el primer frigorífico del país.

En 1886 se inicia la construcción del puerto de Buenos Aires bajo la dirección del ingeniero Madero.

En 1889 comienzan los trabajos de apertura de la actual avenida de Mayo y en el mismo año se habilita la línea telefónica bajo el Río de la Plata que unió Buenos Aires con Montevideo siendo éste el primer cable telefónico tendido bajo el agua a nivel mundial.

El 9 de julio de 1894 se inaugura la Avenida de Mayo y en el mismo año en noviembre se habilita el servicio público de aguas corrientes.

En 1896 se produce la Primera exhibición cinematográfica.

En 1897 se pone en funcionamiento el primer tranvía eléctrico.

En 1898 se funda el Jardín Botánico bajo la dirección del urbanista Carlos Thays.

En 1903 circulan en la ciudad los primeros taxímetros

En 1904 se realiza la primera transmisión de radio.

En 1904 circulan los primeros ómnibus por la Av. de Mayo.

En 1908 se inaugura el Teatro Colón.

En 1913 comienza a circular la Primera línea de Subtes que une Plaza de Mayo con Plaza Once. La actual Línea A.

El 24 de agosto de 1916 se inaugura el primer ferrocarril eléctrico entre Buenos Aires y Tigre.


LA FEDERALIZACION

A fines de 1876, este es el año en que se inauguraba el hipódromo y a Buenos Aires arribaba el primer barco frigorífico transportador de carne congelada, se produce una incursión de originarios que irrumpe la línea defensiva de los fuertes y llega a 250 kilómetros del puerto. Por tal motivo, el general Julio Argentino Roca decide poner fin a esta situación bajo mandato de Nicolás Avellaneda, presidente de la Nación.

La estrategia será la última Campaña del Desierto, ya que anteriormente se realizan: en 1820 la de Manuel Rodríguez y en 1829 la de Juan Manuel de Rosas, esto será alejar a los llamados malones del horizonte porteño, y de esta forma ampliar la pampa húmeda, lo que dará el espaldarazo final al modelo agroexportador.

Además, durante el gobierno de Nicolás Avellaneda se produce el proyecto de ley y luego aprobado por el Congreso Nacional de la federalización de la ciudad de Buenos Aires, esto es el 20 de septiembre de 1880.

Asimismo, la campaña al desierto comandada por Roca consolida a Buenos Aires como la ciudad - puerto y el epicentro económico, político y social de la Argentina.

Sin embargo, la ampliación de las tierras cultivables demandaba más mano de obra, pero esta mano de obra no fue esencialmente al campo sino se afincó en las ciudades. De todas formas, se calcula que unos 800.000 inmigrantes fueron hacia la zona de la amplia pampa húmeda como mano de obra.

La concentración de la tierra fue la respuesta esencial de la última conquista al desierto.

Concomitante a esta federalización, la fundación de La Plata fue también una respuesta a una necesidad grave, y no exenta de manchas de sangre en luchas fratricidas. Buenos Aires la ciudad que cumplía tres siglos de su última fundación estaba envuelta en un cruento enfrentamiento armado entre facciones militares y políticas.

Las fuerzas militares del estado nacional que querían convertirla en Capital Federal de la República, y los defensores de la tradición de la ciudad como metrópoli ancestral de la provincia bonaerense.

Triunfaron los federales, eso se afirma, lo que es cierto que la provincia luego de 300 años se quedó sin capital.

EL DISCURSO DOMINANTE Y LA LLEGADA INMIGRATORIA

Las políticas estatales estuvieron en de traer inmigrantes como mano de obra; el objetivo era este, porque las grandes extensiones de nuestro territorio y el modelo reinante lo necesitaban. En tal sentido, en el imaginario nacional el ¨indio¨, o sea, los indígenas, los naturales de nuestra tierra, estaban considerados como ariscos y belicosos, los enemigos a derrotar, a expulsarlos de sus tierras y quienes por su actitud no servían como mano de obra ni para las ciudades en crecimiento ni para el campo.

Por supuesto, que la mano de obra indígena esclavizada por los terratenientes y oficiales de alto rango que se quedaron con grandes extensiones de tierras sirvió para los distintos oficios que les impusieron por medio del terror y el sojuzgamiento.

Para esa etapa ya los ¨gauchos¨ utilizados para contrarrestar los malones de los ¨indios mal entretenidos¨ tampoco servían como mano de obra. Para esto la personificación del Martín Fierro habla por sí mismo.

Es así que luego que estos ya fueran material descartable para el trabajo, debían llegar los inmigrantes. Argentina era un país de grandes extensiones y escasísima población.

El inmigrante llegaría por millones, muchos con pasajes pagos, con promesas de salarios y sobre todo con adelanto de poder adquirir un territorio para cultivar, esas promesas se diseminaron en los países europeos, esencialmente Italia y España que nutrió al país y estos llegaron al Hotel de Inmigrantes en Retiro y de ahí a la realidad.

Se han conocido millones de historias y las expectativas con que llegaron. Buenos Aires se inundó de inmigrantes, este fue el nuevo personaje de las calles porteñas, pero de las calles populares, de trabajadores, de barriadas laboriosas.

En su gran mayoría hombres que cambiaron para siempre la fisonomía de la ciudad, no sólo por sus idiomas y hábitos particulares, sino como portadores de una nueva sensibilidad y de ideologías que, hasta ese momento no habían echado raíces en el Río de la Plata.

LA LEY DE FEDERALIZACIÓN

El artículo 2º de la ley de federalización de la ciudad de Buenos Aires, dispuso que "Todos los establecimientos y edificios públicos situados en el municipio quedarán bajo jurisdicción de la Nación, sin que los municipales pierdan por esto su carácter". Así el Archivo Público Provincial, que había sido creado en 1821, pasó a ser propiedad del estado nacional e igual suerte corrieron la Universidad de Buenos Aires y la Biblioteca Pública provincial (hoy Nacional) entre otras entidades. La ley excluyó de esa forzosa transferencia al sistema bancario y a los ferrocarriles y el telégrafo de la Provincia cuya situación no fue alterada.

La nueva Buenos Aires

Los límites de la novel Capital Federal se delimitaron en 1888, ocho años después de su federalización. El problema esencial será hacia fines de siglo con el tema de la obra pública que tornará sumamente escabroso todo el desarrollo social y urbanístico.

La Capital Federal tenía, en sus límites extensos, terrenos sin urbanizar y núcleos ocupados por antiguos pueblos que era preciso poner en comunicación.

La Capital Federal recibió el mayor nivel de inmigración, esto queda demostrado en los censos poblacionales. El crecimiento demográfico es lo que refleja esta llegada inmigratoria.

En materia económica la política que se implementó fue la inversión nacional e internacional en infraestructura y servicios. En ese plano nacional la acumulación derivada de las grandes exportaciones de producción primaria servirá para dicho objetivo.

Esto generará una fuerte especulación en tierras e inmuebles. Además de las grandes obras, los edificios representativos del Estado Nacional y las múltiples iniciativas individuales, que la crisis de los años noventa durante el siglo XIX, no logrará frenar completamente.

Igualmente, es fundamental ver el desarrollo que tendrá la conformación de esta ciudad, obras públicas y construcción privada. Desde la universidad se generarán nuevas disciplinas: ingenieros en diversas especialidades, higienistas, sanitaristas y otros. Los espacios públicos de la Administración y sus dependencias se verán ocupados por estos profesionales.

En la Sociedad Científica Argentina parece haber sido un ámbito de reflexión donde se debatirán: infraestructura, relevamientos cartográficos, trazado del catastro, Reglamentos de Edificación, técnicas constructivas y otros temas anexos. Más tarde, estos principios serán puestos en práctica en las reparticiones nacionales, provinciales y municipales.

Saneamiento: la Oficina de Obras Públicas (reglamentada en 1891) reformula el Reglamento de Construcciones (aprobado en una primera versión de 1887), inicia las tareas de levantamiento catastral (1894), efectúa tareas de regularización (pavimentos, nivelación, alineamientos).

Nivel Municipal: transformación de las modalidades de control urbano que se transfirieron de las Comisiones de Vecinos a las oficinas de la Administración municipal.

El Plano Topográfico de la Ciudad

En 1894, la Intendencia designó una Comisión para emprender el trazado definitivo de calles, plazas y avenidas, ¨de acuerdo al cual debía procederse en el futuro¨.

El Plan que se encarga en 1894 fue imaginado como un instrumento de convergencia de todas las iniciativas públicas y privadas, un instrumento más en la amplia gama de herramientas utilizadas en la regulación del espacio urbano. Tal como se planteaba en la Revista de Ingeniería, se hablaba de la necesidad de coordinación de todas las obras públicas: “si de una vez se formulara un plano regulador de las obras inherentes a un nuevo trazado del Municipio, a más de la homogeneidad y armonía de los proyectos, se conseguiría evitar tanto desacierto administrativo, que tantos prejuicios irroga a los intereses públicos¨.

* Autora del libro BUENOS AIRES, CIUDAD INDUSTRIAL – VILLA CRESPO CASO TESTIGO


FUENTES: Catastros, censos municipales, archivo de la Ciudad de Buenos Aires, fuentes propias

Caracteres: 10.840


Usuarios Online  

 

my widget for counting
contador