2017

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Jueves, 5 Enero, 2017 16:42
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres. / Heinrich Heine (1797-1856) Poeta alemán.

LIBRO RUBEN DARIO

 

 

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

 

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

Federico García Lorca

“Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos”.

Sir Francis Bacon

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES

OBRAS DE INFRAESTRUCTURA

ARROYO MALDONADO

Este trabajo se realizó en marzo del 2006 y se actualizó a fines de febrero del 2010.

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

22 de marzo del 2017

Este informe trata sobre el entubamiento en la Cuenca del Maldonado.
La misma consiste en dos túneles de 6,90 metros de diámetro de 5 y 10 kilómetros de longitud. La proyección de ambos túneles es para que parte del agua que drena por el Maldonado sean recogidos por estos. El túnel de 5 kilómetros estará listo en tres años, el más largo en cuatro.

ESTE ES EL PRIMER INFORME

Haciendo un poco de historia desde el punto de vista técnico, referenciado al proceso de trabajo que se hizo desde el gobierno porteño, con referencia a la propuesta de obras de infraestructura.

Que se hizo en la Cuenca del Maldonado


Este trabajo fue realizado cuando, aún, Jorge Telerman estaba a cargo del gobierno porteño.

Se ha procedido a entabicar interiormente el actual entubamiento del Arroyo Maldonado, o sea, reforzar la estructura existente, desde la avenida Donato Álvarez hasta la avenida Santa Fe, para llegar hasta la avenida Libertador. Dicho entabicamiento es de hormigón armado que transforma el conducto en canales que ordenan el escurrimiento.

Por otro lado, dicha obra de entabicamiento responde, según las autoridades municipales, a optimizar la estructura actual del entubamiento realizado hace siete décadas y construir dos conductos o canales aliviadores que permitirán mitigar los anegamientos a lo largo de la actual avenida Juan B. Justo por donde pasa el arroyo Maldonado entubado.

Pero con referencia a estos canales aliviadores no hay coincidencias de algunos sectores con dicha obra. La misma consiste en dos túneles de 6,90 metros de diámetro de 5 y 10 kilómetros de longitud. La proyección de ambos túneles es para que parte del agua que drena por el Maldonado sean recogidos por estos. El túnel de 5 kilómetros estará listo en tres años, el más largo en cuatro.

Pero aquí está el problema central Roberto Feletti - Secretario de Infraestructura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sostuvo que: "No puedo prometer que no habrá más inundaciones, pero sí es seguro que con esta obra se podrá hacer frente a una mayor recurrencia de lluvias fuertes que se dio en los últimos años".

Por otro lado, el desplazado Jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, aseguraba que "las obras para readecuar la red de desagües pluviales del Maldonado, en las que invertiremos un total de 190 millones de dólares, quintuplicarán el actual nivel de protección. Una vez finalizadas las obras, el millón de habitantes que vive en la cuenca del arroyo tendrán una protección mayor e integral ante los temporales y las tormentas excepcionales".

El 11 de abril del 2005, Aníbal Ibarra se reunió con el representante del Banco Mundial, Alieto Guadagni y ahí le explicó como se utilizarían los 130 millones de dólares que la entidad crediticia le prestará a la Ciudad para el Programa de Gestión del Riego Hídrico cuyo destino principal es la Cuenca del Arroyo Maldonado, en esa reunión estaba presente Marta Albamonte, al frente de Hacienda y Finanzas de la Ciudad.

La obra sale casi 200 millones de dólares y las críticas y resquemores son varios, la esencial es la manifiesta incapacidad de los reservorios anunciados para evitar las inundaciones.

El arquitecto Luís Alberto Costa* sostiene que no se conoce que se hayan realizado la evaluación de obras alternativas para dar solución al problema de las inundaciones en la Ciudad de Buenos Aires y, tomando el plan de reservorios sostiene que: ¨consiste básicamente en la construcción de 415.000 metros cúbicos de espacios subterráneos destinados a alojar los excedentes de agua de lluvia que actualmente superan la capacidad de las redes pluviales. Para ello se realizarán grandes tanques subterráneos, que por motivo de la escasez de espacio disponible llegarían a tener una profundidad promedio de 25 metros, o sea al equivalente a un edificio de 8 pisos, pero enterrado y construido de cordón a cordón, a poca distancia de los cimientos y de los subsuelos de los edificios de cada lugar¨

Por tal motivo plantea que es una muestra de improvisación, ya que, algunos reservorios y siempre tomando los datos del portal del gobierno porteño, tendrían que tener más de 100 metros de profundidad y que para solucionar el problema habría que construir 86 reservorios.

Para no entrar en un proceso de elaboración técnica que complejiza el problema, decimos que de acuerdo a las elaboraciones y base geométricas y cálculo matemático se sostiene en este otro informe, que con los reservorios anunciados para la cuenca del Arroyo Maldonado, en lugar de inundarse 360 hectáreas, que fue el desastre del 24 de enero del 2001, se inundarían 310 y en lugar de tener un promedio de altura de las aguas de 58 centímetros, sería de 47 centímetros.

Como conclusión dicho trabajo sostiene que el sistema de reservorios fue descartado durante 1988 y 1989, gobierno de Alfonsín, por los informes del INCYTH antes citados, que en tal sentido hicieran la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación conjuntamente con la Municipalidad de la ciudad, cuyo Intendente era por entonces el Dr. Facundo Suárez Lastra. Fue entonces cuando se realizaron estudios de alternativas de solución de las inundaciones en la cuenca del arroyo Maldonado, a saber:
1- la posibilidad de construir reservorios,
2- la posibilidad de construir un Aliviador convencional, y
3- la posibilidad de realizar un Aliviador no convencional (ubicado debajo del conducto principal de dicho arroyo.
Por otro lado sostiene que la utilización de formas convencionales que han sido descartadas por el gobierno porteño, no sólo serían más económicas, sino más plausibles.

¨El costo de realizar reservorios, supera ampliamente al de la realización de conductos tradicionales. Si tomamos como ejemplo el anunciado para La Boca, hemos consultado a distintos profesionales del campo de la construcción, y las respuestas recibidas indican que la construcción de ese reservorio puede llegar a costar unos $ 3.500.000, mientras que la construcción de un conducto pluvial tradicional nuevo, con salida a la Dársena Sur por la Avenida Aristóbulo del Valle, sólo puede costar alrededor de $ 1.400.000, y la reparación de los conductos existentes en Ministro Brin, costaría solamente alrededor de $ 300.000, lo que confirma las estimaciones de los vecinos¨.

14 de marzo del 2006. Actualizado: 25/02/2010 14:54:41


Caracteres: 6543

Usuarios Online  

 

my widget for counting
contador