2016

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Jueves, 27 Octubre, 2016 18:33
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres. / Heinrich Heine (1797-1856) Poeta alemán.

 

 

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

 

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

Federico García Lorca

“Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos”.

Sir Francis Bacon

 

 

CALENDARIO ANDINO

 

Producción de Villa Crespo Digital

 

1° de enero del 2015 *

 

Principalmente el Calendario Andino contempla una referencia astronómica; se trata de un calendario lunisolar, ya que está enmarcado bajo las fases del sol y la luna. Está dividido en trece meses de 28 días cada uno, con cuatro semanas de siete días, correspondientes a las cuatro fases lunares. En total se hacen 364 días, lo que conforma un año y el día que falta para completar los 365 días, está dedicado a la ceremonia del sol, éste o estos días (en el caso de años bisiestos) son llamados: WILLKA URU (en aymara) e INTI RAYMI (en quechua), y que coinciden con el inicio del Año Nuevo Andino, el 21 de Junio.

 

La celebración de cada Año Nuevo Andino, coincide también con el Solsticio de Invierno; una de las cuatro fases del recorrido del sol (dos equinoccios y dos solsticios). Esta etapa de inicio no sólo tiene que ver con un nuevo año, sino con el comienzo de un nuevo recorrido del sol, visto desde esta parte del planeta.

 

En Tiwanaku podemos observar, que la ubicación del Templo de Kalasasaya, y la de algunos elementos en su interior, tienen que ver con los cambios de la trayectoria del Sol con respecto al planeta, marcando los cambios de estación y por consiguiente, la emanación de diferentes tipos de energía generados por el Sol que, además, coinciden con algunos lugares energéticos de gran trascendencia.

 

Así tenemos que:

 

¨      La salida del Sol, para el 21 de Junio, coincide con los picos del Illampu.

¨      La salida de Sol, tanto para el 21 de Marzo, como para el 21 de Septiembre, está alineada con el Huayna Potosí.

¨      Y la salida del Sol, para el 21 de Diciembre, está alineada con el Illimani.

 

Existen dos formas de contar los meses:

 

-                                 Lunar movible: Está ligado a las fases lunares. Se cuenta de una luna nueva a otra luna nueva.

 

-                                 Solar estático:  Dividido en 28 días fijos, conformando 13 meses,  y un día ceremonial, el 21 de Junio, dedicado a unir las energías del cielo y de la tierra.  Cada cuatro años se tienen dos de estos días ceremoniales, por ser años bisiestos.

 

¿Cómo nace la división del mes en 28 días?

 

En el idioma Aymara, “Phaxsi” se entiende  de dos formas que van relacionadas: significa “mes” y también “luna”, lo que implica una clara relación entre ambos; las cuatro fases lunares (nueva, creciente, menguante y llena) con una duración cada una de siete días, aproximadamente, y las cuatro semanas que tiene un mes, dando en ambos casos ciclos de 28 días.

 

La experiencia nos muestra que es importante adecuarse a los ciclos del Universo, porque es  así que surge la armonía con la naturaleza, que es uno de los principios del mundo Andino, como de muchas otras civilizaciones ancestrales del planeta.

 

 

 

GRAFICO Nº 2

Ejemplo del primer mes del año 40011 del Calendario Andino, contrapuesto al Gregoriano.

Primer mes

 

 

 

 

MARATAQA

23 Junio al 20 Julio 2003

 

 

 

 

 

 

 

S

V

J

MI

M

L

D

28

6

27

5

26

4

25

3

24

2

23

1

 

 

5

13

4

12

3

11

2

10

1

9

30

8

29

7

12

20

11

19

10

18

9

17

8

16

7

15

6

14

19

27

18

26

17

25

16

24

15

23

14

22

13

21

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20

28

Inicio del ciclo del nuevo recorrido del Sol.

Época de invierno. Rituales en honor a Illapa

Picha Uru (San Juan) 23 de Junio

Esta época es buena para proyectar y diseñar

Metas, proyectos, todo lo que se quiere lograr

Viaje al MANQHAPACHA

 

Antigüedad del Calendario Andino.

 

Actualmente uno de los calendarios ancestrales que ha sido oficialmente aceptado, desde el año 1992, para esta región (Ecuador, Perú, Bolivia, Norte Chileno y Norte Argentino), es el Calendario Quechua, según el cual estaríamos en el año 5523 *, el mismo que corresponde a la medida y conteo del mundo quechua, y ha sido aceptado para fines de poder unificarnos y empezar a dialogar, usando un mismo lenguaje. Esta cifra desde ya nos da la pauta de que existe una historia de más del doble de lo que considera Occidente (que sólo contempla alrededor de 2600 años; 2015 ** años más seis siglos antes de Cristo). Y de hecho según estudios e investigaciones de científicos entendidos en la materia, se puede llegar fácilmente a comprobar incluso hasta 6000 años de historia.

 

Sin embargo, recordemos que el mundo andino abarca etapas que son anteriores al mundo quechua; si hablamos de los “Urus” por ejemplo, es posible remontarnos a los inicios de la historia de Los Andes. Tan sólo si intentamos retroceder a lo que fue Tiwanaku, vamos a encontrar que definitivamente el mundo aymara es más antiguo.

 

Y un calendario aún más ancestral fue recuperado de la Provincia Pacajes, y que por cierto, donde han dado mayor atención y ayuda para recuperarlo es en el Norte Chileno. Cabe destacar también que, antiguamente Pacajes abarcaba parte de las costas de Perú y Chile, además de una parte muy extensa de Bolivia.

 

“Pacajes”, viene de los términos aymaras Paca – Jaques, que significan “hombres águila”, y por lo tanto “hombres que traen la luz”.

 

Por una serie de factores, entre ellos que los españoles consideraban a esta región como una zona inhóspita, Pacajes conservó, mucho más que otras regiones, mucho de la cultura andina. Una de las cosas que no se perdió, fue el conteo de los años, en un calendario que ya alcanzó los 40011 años de historia.

 

La estructuración de los años se maneja como se muestra en el gráfico Nº 3. Lo escalonado es un arquetipo que aparece en la arquitectura de Tiwanaku y en general en las pirámides que se han encontrado en América. Como podemos observar, una luna consta de 20.000 años y está compuesta de cinco soles, teniendo cada sol una duración de 4000 años. De tal forma que nos encontraríamos en el primer sol de la tercera luna.

 

 

 

GRÁFICO N º 3

 

Cada fragmento (como el que está contenido en la lupa), es de 500 años. En el gráfico siguiente vemos que se tienen 8 fragmentos en cada sol, el mismo que dura 4000 años, de los cuales 2000 son de ascenso y 2000 de descenso. A estos procesos de ascensos y descensos, los historiadores los denominan cíclicos.

 

 

 GRÁFICO N º 4

 

Dentro de este primer Sol de la tercera Luna, nos encontraríamos en el primer fragmento de 500 años que se inició el año 1992. El año 1992, terminó un ciclo para Los Andes; una etapa fatal, este es un proceso de descenso que duró 2000 años y que hasta ese año tocó fondo. A partir de entonces, comenzó un nuevo tiempo, un nuevo sol, por lo tanto, una nueva expresión.

 

En el caso de los nuevos 2000 años que se están transitando, ya se llevan 22 años, algo más del uno por ciento, tiene un común denominador, un virus que se ha activado, el denominado virus de la COMUNIDAD.

 

Así que “COMUNIDAD” es el antivirus que el proceso anterior necesitaba para comenzar a cambiar su expresión, porque lo que predominó anteriormente es el individualismo. Si nos remontamos en la historia, para lo cual vamos a apoyarnos del siguiente gráfico, veremos que después de alcanzar su expresión más alta la historia de los pueblos el año – 8, coincidiendo con el último proceso de desarrollo de Tiwanaku, se da fin a una etapa para ingresar en un franco descenso; el Consejo de Tiwanaku se retira a las montañas.

 

 

GRÁFICO Nº 5

 

A partir del año –8, se activa ese virus de “individualismo”; por lo que los seres humanos van cambiando su forma de sentir y por tanto su forma de vida. Los seres humanos se van separando y fortaleciendo en sí mismos. Conforme el proceso va avanzando (en este caso en descenso), esta expresión se va fortaleciendo también y alcanzando expresiones cada vez más fuertes.

 

El año 492 empiezan las guerras intestinas de los señoríos aymaras, conforme a la implementación de este virus que los lleva a disgregarse y comenzar a disputarse espacios de poder. Cerca de haber cumplido 500 años más desde el 492, fueron enviados a todo el reino los 4 hermanos Ayar con sus respectivas parejas, a fin de poder reestablecer el orden. Una de esas parejas era la de Manco Capaj y Mama Ojllu, de entre 14 y 16 años de edad.

 

Desde el año 992 se desarrolla el Tahuantinsuyo hasta alcanzar su máximo esplendor  500 años después. Nos referimos a 1492, año en que llegan los españoles y a partir del cual se ingresa al proceso más duro de descenso de la historia andina que se extiende hasta 1992.

 

Desde 1992, los Consejos han estado peregrinando para recuperarse. Y esto ha ocurrido en tres puntos específicos de América. En un templo de Norteamérica, llamado Aztlan, en Centroamérica convergieron en Teotihuacan y en Sudamérica en Tiwanaku. En estos tres puntos y además un punto central en el Océano Pacífico, en 1992, se realizaron ceremonias para recibir este Nuevo Sol.

Este nuevo “virus” activado el año 1992, hace que la humanidad retome nuevamente el lenguaje de COMUNIDAD. Desde ese año surgiría una tendencia más fuerte que nunca de los países de querer encontrar denominadores comunes para poder unificarse.

El lenguaje ahora es el “Consejo”, la “comunidad”, el “consenso”.

 

A diferencia de los historiadores y en general la cultura occidental, que sólo consideran los aspectos materiales, para el mundo Andino existe un mundo visible y otro invisible; materia y espíritu, que se manifiestan en todos los niveles de la vida; del ser humano, de los pueblos y del universo en su conjunto. Y también sabe que estos dos mundos o expresiones son inseparables. Mientras hay un ascenso material, hay un descenso espiritual y mientras hay un descenso material, hay un ascenso espiritual.

Este es un proceso que está perfectamente representado por la CHACANA (la cruz del sur, la cruz andina), como en el gráfico que se muestra a continuación:

 

 

 

 

 

 GRÁFICO Nº 6

 

LO QUE TRAE CONSIGO ESTE NUEVO SOL

Los procesos iniciales de cada nuevo sol (de cada proceso de cuatro mil años), se dividen en dos etapas de nueve años, en total 18 años. Cabe destacar la importancia del número 9 para la cultura andina (incluidas todas las cifras que al sumarse sus dígitos el resultado sea 9) y en general para muchas culturas ancestrales como un arquetipo de medida del universo. Entonces la primera etapa de cada nuevo sol, constituye el proceso de destrucción del proceso anterior, y los segundos nueve años, constituyen el proceso de construcción de los nuevos tiempos.

 

 

GRÁFICO Nº 7

 

El punto de inicio de este nuevo sol es el año 1992, ahora, si sumamos nueve años al año 1992, tenemos el año 2001 y sumando nueve más a éste, el año 2010.

 

El calendario andino muestra dos años de diferencia entre las expresiones visible e invisible, ó de la expresión sutil a la expresión material. Dos años después de 1992, el año 1994, ocurre el eclipse de sol en el Salar de Uyuni. Sabemos que todo eclipse siempre lleva un mensaje para el lugar donde ocurre; si el sol o la luna cambian, cambia la humanidad también. Igualmente, sumando nueve años a 1994, tenemos el año 2003, y el 2012 después.

 

Recordemos que el año 2003 (dos años después de 2001), en el mes de mayo, para ser exactos, ocurre un eclipse lunar en la Amazonía, como antípoda del solar.

Nueve años después del 2001, es decir,  el año 2010, para el mundo andino será el año del “AMUKI”, el año del silencio. Como expresión material del año 2010, el año 2012 se esperan cambios de vital importancia para nuestra región.

 

La llegada del “PACHAKUTI”

Es importante saber que por mucho tiempo, la energía activa estuvo centrada y por lo tanto expresada,  en el Tibet, y al otro lado como contraparte, haciendo equilibrio, estaba la energía pasiva, centrada en Los Andes. Estas fuerzas o energías que los científicos han denominado viento solar, llegan a la tierra y son captadas no directamente, sino por los polos; al llegar a la tierra esta energía se divide en lo que podríamos llamar energía positiva y energía negativa o energía activa y energía pasiva (chacha – warmi).

 

Desde 1950 cambia la polaridad y empieza un recorrido hacia la inversión de estas dos fuerzas; se da un desplazamiento por la parte norte y otro por la parte sur, para, a partir del año 2010 – según el mundo andino-, comenzó a convergir en el Lago Titikaka. Dos años después, el año 2012, se esperaba otro fenómeno astronómico lunar y/o solar, que une a la energía de Los Andes con la de la Amazonía, la del polo Sur y la del Polo Norte. Este año (2012), representa la fecha dentro nuestra historia, que nos proyecta a la nueva etapa de la civilización Andina, y que coincide con la culminación del calendario que proyectó en su época la civilización Maya.

 

El Calendario Maya termina el año 2012 y a partir de entonces ellos mismos remiten el proceso de este nuevo tiempo a Los Andes, donde se ha empezado un nuevo conteo desde 1992. Incluso muchas otras culturas ancestrales como de Norteamérica y de la China, tienen muchas expectativas de lo que va a ocurrir en Los Andes. Hay algunas que afirman en sus profecías, que las respuestas a este momento tan difícil al que la humanidad ha llegado, emergerán de “los guerreros del arco iris”, y los guerreros del arco iris son, pues, los guerreros de la Whipala, y por ende, quienes habitan esta región del planeta que tiene su epicentro en el Lago Titikaka.

 

CONCLUSIONES

Puesto que el calendario gregoriano todavía supone meses de distinta duración, haciendo que fechas y días de la semana cambien con el tiempo, se han hecho numerosas propuestas para un calendario reformado más práctico. Estas propuestas incluyen un calendario fijo de 13 meses iguales y un calendario universal de cuatro periodos trimestrales idénticos. Hasta ahora no se ha adoptado ninguno.

 

Hoy en día se ha comprobado que la mejor forma de medir el tiempo, es a través de las oscilaciones de los átomos de cesio 133, por su vibración constante, y bajo estos estudios, los científicos han llegado a la conclusión de que la mejor forma de estructurar el tiempo es en años de trece meses de 28 días. Estamos retornando después de muchas investigaciones a algo que ya nuestros abuelos conocían y manejaban perfectamente.

 

CRÍTICA AL CALENDARIO GREGORIANO

El calendario gregoriano es un instrumento totalmente “desincronizado” de la naturaleza, por su estructura de 12 meses, con 31, 30, 29 y 28 días cada uno y donde ponen un movimiento lunar de 28 días en una plantilla de 30, mezclando parte de dos lunas en un mes. Su uso es estrictamente comercial, pues, para los humanos la única y gran fuerza que mueve el uso del calendario gregoriano, es ver cuándo cobramos, o cuándo pagar las cuentas, si ya llegan nuestros cumpleaños u otras fechas importantes, o cuándo nos vamos de vacaciones. De tal forma, es de esperarse que nuestras vidas también estén al margen de la naturaleza, del universo.

 

Todas las culturas ancestrales, incluso las europeas, como los celtas, los druidas, tenían esta misma lógica de pensamiento, y por lo tanto una forma de vida unida al universo. Un lenguaje común más allá de los continentes, que contempla la observación y entendimiento del universo, por la sencilla razón de que, todo lo que ocurre en éste, ocurre también en las sociedades y en los seres humanos. 

 

FUENTES: Apuntes del Seminario de Visión Cósmica de los Andes, dictado por Fernando Huanacuni. La Paz, 10 de Noviembre de 2003.

 

REDACCIÓN: Cecilia Pinedo   DIAGRAMACIÓN: Paola Caballero

 

Producción periodística: Haydeé Dessal y Elena Luz González Bazán.

 

* Primera versión publicada el 3 de enero 2010, corregida y actualizada por la Redacción de Villa Crespo Digital.

 

Caracteres: 15.062


Usuarios Online  

 

my widget for counting
contador