2016

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Viernes, 28 Octubre, 2016 17:22
 
CALENDARIOS
MAYA
 
Producción de Villa Crespo Digital
 
31 de diciembre del 2014 *
 
Las civilizaciones antiguas de Mesoamérica desarrollaron calendarios escritos precisos y, de estos, el calendario de los mayas es el más sofisticado.
Fue el centro de su vida y su mayor logro cultural. Su precisión deriva del hecho de que se basa en una cuenta continua e ininterrumpida de los días (llamados Kin en maya) a partir de un día cero que fue fijado como el inicial.
 
El tiempo fue la mayor preocupación de los mayas. Inventaron las matemáticas y la escritura para contar y marcar el tiempo.
 
El desarrollo de la aritmética fue la clave en la evolución del resto de conocimientos científicos mayas. A partir de conceptos aritméticos los científicos mayas confeccionaron unos registros temporales y anotaciones calendarías complejas.
 
Al ordenar el tiempo en calendarios, los mayas comprendían el tiempo presente.
Creían que las desgracias eran enviadas por el tiempo o por los dioses ligados al tiempo. Y el control del tiempo, pensaban ellos, les permitiría evitar estas desgracias con rituales religiosos.

Los mayas inventaron un año solar de 365 días, y realizaron correcciones que lograron una noción del tiempo solar más precisa que nuestro actual calendario.
 
El tiempo real que emplea la tierra para girar alrededor del sol es de 365,2422 días; nuestro calendario con las correcciones bisiestos es de 365,2425 días y el de los mayas 365,2420.

Tal exactitud en su calendario es asombrosa teniendo en cuenta la carencia de medios de precisión, esto demuestra el nivel de desarrollo de estas grandes comunidades originarias de nuestro continente.
Fueron largas observaciones hechas durante siglos los que llevaron a tal concisión en la medida del tiempo.

Los mayas emplearon el sistema vigesimal al que añadieron una alteración en el tercer nivel; la combinación coincidió de forma aproximada con el año solar.

Existió un complejo modelo para anotar números del cero al trece, haciendo representaciones de cabezas antropomorfas y en otras ocasiones se emplearon figuras enteras que representaban dioses dueños de números que se correspondían con determinados días del calendario ritual.

Los conocimientos matemáticos hicieron que los científicos, ayudándose de edificios levantados para observar el paso de los astros e instrumentos como señales y palos cruzados, elaboraran un complejo calendario, no sólo con el objeto de guiarse en el tiempo, sino también empleados con fines proféticos y horóscopos.

CALENDARIO MAYA
El calendario maya cuenta con una estructura similar al de las culturas más avanzadas de Mesoamérica, éste se compone de dos ciclos.

El primero el Haab, año solar civil de 365 días, formado por dieciocho meses de veinte días, además de un mes adicional de cinco días con el que se construía el año astronómico. Este calendario sólo se empleaba para fines civiles y agrícolas.

Cada mes tenía un nombre particular y cada día de ellos era numerado del cero al diecinueve (por ejemplo Pop). El último mes de cinco días se numeraba del cero al cuatro. El calendario comenzaba a contar a partir de cero y no de uno.

El segundo ciclo era el Tzolkin, que significa “cuenta de los días”. La unidad fundamental es el día igual que en el Haab. Formado por 260 días. El calendario Tzolkin no se basaba en ninguna observación astronómica.

Era un calendario mágico que se desarrollaba de forma paralela al Haab.

El Tzolkin, también estaba formado por dos elementos. Un número del uno al trece y un conjunto de días definido con un nombre cada día. Cada número tiene su dios. Para contabilizar el paso de los días, se asigna un número a un día (por ejemplo 1 Imix).

Cuando todos los números han rotado y los nombres vuelven a coincidir (en este caso cuando el número uno vuelve a coincidir con el nombre de Imix) habrán pasado 260 días del Tzolkin.

Ambos ciclos, el Haab y el Tzolkin se combinaron formando un nuevo ciclo al que se le dio el nombre de “rueda calendaría”. Una vez unidos el día sería definido: primer día 1Imix (del calendario Tzolkin) O Pop (del calendario Haab).

Así “1Imix o Pop” sería el primer día del nuevo ciclo “rueda calendaria”. Esta forma de cálculo les permitía medir períodos de cincuenta y dos años.

La concordancia de ambos calendarios se formaba así: comenzaban al tiempo en un ciclo de 18.980 días hasta que la rueda comenzaba otra vez, es decir, hasta que volvían a coincidir (como se explicaba anteriormente) los dos primeros días de los dos calendarios.

La equivalencia era de setenta y tres años mágicos (Tzolkin) cada cincuenta y dos años solares (Haab). Al formarse el Calendario solar por 365 días daba menos vueltas (cincuenta y dos), ya que el calendario mágico al contar con 260 divisiones o días le daba tiempo a dar más vueltas (setenta y tres) dentro del mismo plazo de 18.980 días.

Los mayas fijaron su punto de referencia cronológica en 3114 a
.C. Los astrónomos hacían graban cada veinte años (a este período de tiempo se le llamaba Katun) en estelas el tiempo transcurrido desde el arranque cronológico hasta la fecha en que se construyó las estelas empleadas para la contabilidad del tiempo empleando el sistema sexagesimal.

A este trabajo se la llamaba “cuenta larga” y a los siete glifos que se grababan para el registro de la fecha se le llamaba “serie inicial”. Las equivalencias se hacían de la siguiente manera:

20 kines equivalía a 1 uinal igual a 20 días.
10 uinales equivale a un tun que equivale a 360 días.
20 tunes era un Katún equivalente a 7200 días
20 katunes era un baktún es decir 144.000 días.

Multiplicaban el baktún por trece para lograr el “gran ciclo” de 5.130 años. Los mayas creían que el final de este ciclo sería el fin del mundo y la llegada del nuevo mundo.
El gran ciclo comenzó el 3114 a.C. referencia cronológica antes mencionada y terminará el 23 de diciembre de 2012.
Los mayas anotaban los sucesos claves con el día, hora y minuto en que éste acontecía, representándolos con indescifrables jeroglíficos.
 
OTROS ASPECTOS DEL CALENDARIO MAYA
Es importante destacar que a lo largo de la historia los pueblos han sentido la necesidad de contar con un punto fijo donde iniciar sus cálculos del tiempo. Con este fin, generalmente, se ha determinado el punto inicial o bien usando un evento histórico, por ejemplo en el caso del cristianismo (el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo) o por un evento hipotético (la fecha de la creación del mundo).
Para los mayas ese día fue, probablemente usando un evento astronómico significativo, el 13 de agosto de 3114 a.C.
El conocimiento ancestral del calendario guiaba la existencia de los mayas a partir del momento de su nacimiento y era muy poco lo que escapaba a la influencia calendárica. Sabemos que los mayas llevaban varias cuentas calendaricas independientes de los Kin que estaban sincronizadas, siendo las de 260 y 365 días las más importantes. Las cuentas mayas de los días se escriben combinando números con glifos. Los primeros veinte números mayas se escriben así:
 
EL CALENDARIO DE 260 DIAS - TZOLKIN
El calendario Tzolkin de 260 días es el más usado por los pueblos del mundo maya. Lo usaban para regir los tiempos de su quehacer agrícola, su ceremonial religioso y sus costumbres familiares, pues la vida del hombre maya estaba predestinada por el día del Tzolkin que correspondía a la fecha de su nacimiento.
 
Esta cuenta consta de los números del 1 a 13 y 20 nombres para los días representados asimismo por glifos individuales. Al llegar al decimocuarto día, el número del día regresa al 1 continuando la sucesión del 1 a 13 una y otra vez. El día 21 se repite la sucesión de los nombres de los días y así sucesivamente.
Ambos ciclos continúan de esta manera hasta los 260 días sin que se repita la combinación de número y nombre pues 260 es el mínimo común múltiplo de 13 y 20. Después el ciclo de 260 días a su vez se repite. Los glifos y los nombres de los Kin o días son:
 
 
EL CALENDARIO DE 365 DIAS - HAAB
El calendario llamado Haab se basa en el recorrido anual de la Tierra alrededor del Sol en 365 días. Los mayas dividieron el año de 365 días en 18 "meses" llamados Winal de 20 días cada uno y 5 días sobrantes que se les denominaba Wayeb. Cada día se escribe usando un número del 0 al 19 y un nombre del Winal representado por un glifo, con la excepción de los días del Wayeb que se acompañan de números del 0 al 4. Los glifos y nombres de los Winal o meses mayas son:
 
EL CICLO DE 18,980 DIAS - LA RUEDA CALENDARICA
La combinación de los calendarios de 260 y 365 días crea un ciclo mayor de 18,980 días (el mínimo común múltiplo de 260 y 365), a esta combinación se le ha llamado la Rueda Calendárica.
Sus cuatro elementos (numeral-glifo Kin y numeral-glifo Winal) juntos solo se repiten cada 18,980 días. Una gran cantidad de monumentos mayas solamente registran la fecha de la Rueda Calendárica. Aquí se ven los cuatro elementos de la Rueda Calendárica para el Wuinal maya llamado Pop que corresponde a las fechas del 7 al 26 de abril del año 2000 y el primer día del siguiente Winal maya llamado Uo.
 
Este método de fechamiento se ilustra en la inscripción del dintel 16 de Yaxchilán, Chiapas, México que reproducimos aquí.
 
LA "CUENTA LARGA" O "SERIE INICIAL"
Los mayas también llevaban una cuenta de los días transcurridos a partir de una fecha que ellos determinaron como el inicio de la era maya actual. A esta cuenta se le denomina la "Cuenta Larga" o "Serie Inicial".
De acuerdo a la correlación Goodman-Martínez-Thompson (GMT) 584.285 la cuenta larga actual tiene su fecha inicial el 13 de agosto de 3.114 a. C. del calendario Gregoriano.
Según la Cuenta Larga el inicio del año 2001 se expresa como lo muestra esta Estela Maya personalizada que realiza el Centro de Estudios del Mundo Maya.
 
 
FUENTES: calendario maya y otros.
Producción Periodística Villa Crespo Digital.
Primera versión del  3 de enero 2010, corregida y actualizada.
Caracteres: 9917
Usuarios Online  

 

my widget for counting
contador