Los libros no están hechos para pensar, sino para ser sometido a investigación.

Umberto Eco

 
2015

PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO / BUSCADOR DE NOTICIAS

Jueves, 7 Julio, 2016 18:01
 
 

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

EL TIEMPO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

"¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan".

FEDERICO GARCÍA LORCA

HISTORIA / SAN MARTÍN: OTRO ANIVERSARIO DE LA MUERTE DEL LIBERTADOR

SAN MARTÍN / OTRO ANIVERSARIO DE LA MUERTE DEL LIBERTADOR

17 DE AGOSTO DE 1850 - 2015

SAN MARTÍN Y SU PARTICIPACIÓN EN LAS LOGIAS

Por Elena Luz González Bazán especial para Villa Crespo Digital

14 de agosto del 2015 *

Las distintas corrientes historiográficas, en este siglo y medio de la muerte de San Martín, han escrito toneladas de trabajos sobre la participación o no de José de San Martín, el héroe de bronce de la Independencia Nacional, de Chile y Perú, o sea de medio continente del sur americano, en la logia Lautaro.

SAN MARTIN

Hoy es necesario discutir sobre la pertenencia de San Martín a la logia Lautaro, pero más aún, a las logias que antecedieron su paso, antes de aquella mañana del 9 de marzo de 1812 cuando arribó al puerto de Buenos Aires.
Aquella mañana era acompañado por un conjunto de militares, entre los que se destacaban: Carlos de Alvear, José Zapiola y Francisco Chilavert, entre otros, quienes serán los fundadores de la Logia Lautaro, algunos afirman que previamente, a esta Logia, fundan la Logia Los Caballeros Racionales y que, preliminarmente, se habían relacionado con la Logia de Álvarez.
Asimismo, en Buenos Aires existían otras logias además de la nombrada, estas eran: Hijos de Hiram y Estrella del Sur.

Otros sostienen que el origen fue directamente la constitución de Lautaro.
De todas formas, cabe tomar como antecedente que ya en España y ante la realidad de la contienda entre España y Francia, con una aliada como circunstancial como Inglaterra o Gran Bretaña, quien pasaba, con la misma facilidad, de amiga a enemiga, éste proceso de las logias se encontraba en estado avanzado. Podemos afirmar que se debatieron entre la contienda feroz y mortal entre: liberalismo y el absolutismo.

En Cádiz, puerto del cual llegaban y arribaban las mercaderías de las colonias americanas, la actividad de las logias fue un polo de atracción para los jóvenes militares de aquella época. Tomando en cuenta el proceso político que encontraba enfrentadas a España y Francia, realidad que sumó a la débil situación política y militar de España.

Según algunos estudiosos, la relación con estas logias, con influencia de los masones británicos, tiene que ver con esta situación española. Por otro lado, otros afirman que esto no puede ser tomado como una genuflexión, con respecto a los intereses ingleses, por parte de sus constituyentes masónicos americanos.

De tal forma, San Martín se sumó a los Caballeros Racionales, una logia de Cádiz, luego integró la de la Gran Reunión Americana de Londres, que auspiciaba y promovía la venida de estos militares hacia la Buenos Aires virreinal, en la famosa fragata Canning. Es dable sostener que este tiempo los encontrará con diversos tutores y consejeros en su paso por la masonería.

La Logia Lautaro fue fundada por San Martín, Alvear y Zapiola entre otros, tuvo la adhesión de miembros de la Sociedad Patriótica. La Logia cumplió, o mejor dicho San Martín consumó el objetivo de la independencia americana, el pase a Chile y luego a Perú, porque en Lima estaba el corazón del poder realista. Y algunos sostienen que este era el plan que traía San Martín desde Inglaterra.

Estas interpretaciones han provocada, entre otros aspectos, el haber calificado a San Martín como un agente inglés y, asimismo, media biblioteca lo ha defendido y bendecido.

Algunas otras fuentes nos hablan, narran sobre los diversos y conocidos ¨ héroes¨ que constituyeron las logias: O´Higgins, Pueyrredón, Sarmiento entre tantos otros.
Un aspecto interesante para reflexionar, en este tramo de la historia argentina, es como se pueden haber tensado las fuentes de información para mostrar los objetivos deseados, ya sea desde el renunciamiento del Libertador, hasta los objetivos de pertenencia a La Logia Lautaro. Igualmente, el nombre de Lautaro surgiría en homenaje al héroe nativo del poema "La Araucana", Lautaro, donde Alonso de Ercilla y Zuñiga refiere, describe, narra la conquista española sobre los territorios chilenos en el siglo XVI.

Conjuntamente, se sustenta que la masonería se infiltró hasta en las filas del mismo ejército realista en el Perú, ya que la mayoría de sus cuadros eran criollos y no españoles. Esto habría provocada la resolución de la batalla de Ayacucho, que consolida la independencia americana y que ayuda a entender la salida de San Martín de aquel Guayaquil que guarda silenciosa la conversación entre libertadores, ambos miembros masónicos, como se afirma en las Memorias del general Guillermo Millar y del general Tomás de Iriarte.

De tal forma, el historiador Ricardo Brizuela mantiene que San Martín fue iniciado en la Logia Integridad de Cádiz, donde militaba su protector Alejandro Aguado, marqués de las Marismas, que luego pasa a Caballeros Racionales, aquí estaba el marqués del Socorro, el general Francisco María Solano y San Martín se desempeñó como su edecán, Solano era el venerable maestro, es allí donde habría conocido a la mayoría de los militares que luego participarían en las guerras por la Independencia continental.

Luego de la muerte de Solano, en situación extraña, puede decirse que por diferencias políticas, San Martín se habría trasladado a Sevilla y allí habría mantenido reuniones con masones de esa ciudad. Inmediatamente, de estas reuniones, habría decido la vuelta a su tierra natal.

En Mendoza funda la Logia del Ejército de los Andes y asume como Venerable Maestro. En Perú establece la Logia Paz y Perfecta Unión.
igualmente, la vuelta, ya muerto de San Martín, en 1880, y su descanso en la Catedral de Buenos Aires, implicó una seguidilla de reuniones, oposiciones y presiones para que el Libertador descansara o no en este lugar religioso.

Se adujo su anticlericalismo, entendiendo que las logias masónicas eran contrarias a la iglesia católica u otras formas del cristianismo. A esto podemos sumar que, esta posición fue producto de los enfrentamientos entre iglesia y masonería, donde el momento más álgido es sin duda, la expulsión de los jesuitas, en 1767.

De todas formas, es importante destacar que: los masones sostienen que la existencia de Dios es la afirmación del respeto al Gran Arquitecto del Universo.

El descanso eterno del Libertador en la Catedral de Buenos Aires se pactó en un lugar al lado de la Catedral, luego las obras que beneficiaron a la iglesia y los consabidos créditos terminaron por darle este lugar, donde la llama eterna anuncia su estancia definitiva.

José Francisco de San Martín no fue un hombre más, tampoco fue un bronce, no se necesita encontrar fuentes que prueben su participación o no en las logias, o sus acercamientos políticos, pintarlo en el caballo atravesando los Andes o buscando a un hombre bondadoso que dejaba que sus nietas jugaran con las medallas, para justificar lo valioso de su trabajo. Lo que se necesita es encontrar las causas de las actitudes que se asumen y que provocan las consecuencias, que siempre son más palpables.
Las causas, objetivos, una estrategia que se planteó, tanto en el plano militar como político, no olvidemos que fue el Protector del Perú y desempeñó igual cargo en Mendoza, mientras preparaba el ejército liberador. A esto las tácticas que consumaron su obra, proeza y que consolidaron un tiempo de libertad e independencia.

Si la historia oficial y no oficial dejaran traslucir la realidad de la vida de San Martín, sus ideales, los aciertos y errores, su accionar en toda su plenitud, se aportaría más al conocimiento histórico y a un proceso monumental que llevó adelante, éste hombre llamado José Francisco de San Martín, sus generales, oficiales, lugartenientes y esa inmensa marea humana anónima que dejó su vida para consumar un ideal por siglos.

San Martín, como Martín de Guemes, Juana Azurduy, José Gervasio de Artigas, el general Lavalleja, Arenales, Monteagudo, Castelli, Manuel Belgrano y tantos y tantos más se comportaron y respondieron a ese tiempo histórico… analizarlos y mirarlos en toda su magnitud, bajarlos del bronce y observar los hombres de carne y hueso.

Un pequeño párrafo sobre cómo se enseña historia en la actualidad, con la Ley Federal de Educación o con la Ley de Educación Federal… el caballo blanco, las nietas, las medallas, la muerte de Mercedes… se disimulan los errores y se sobresaltan los méritos…
Si solo pensamos lo que significó el cruce de los Andes por ese valeroso e impresionante ejército popular… no necesitamos más bronce… es la demostración palpable del estratega y de un pueblo convencido buscando la libertad…

* Primera versión publicada el 17 de agosto del 2005. Corregida, modificada, actualizada el 14 de agosto del 2015.

FUENTES: Revista Todo es Historia, biografías, y fuentes propias.

Caracteres: 8702

Usuarios Online  

 

my widget for counting
contador