Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, ¿verdad?

Albert Einstein

 

Domingo, 2 Diciembre, 2018 21:18

my widget for counting
contador

contador

LAS JORNADAS DE DICIEMBRE DEL 2001

EXCLUSION, MARGINACION, POLITICA ECONOMICA DEL MODELO NEOLIBERAL

Al calor de las jornadas del 2001 fuimos retratando en aquellos primeros meses lo que iba sucediendo en una Argentina convulsionada… Esta es la cobertura realizada que vamos entregando, aquellas primeras sensaciones y realidades que se vivieron y protagonizaron. Fines del 2001 y gran parte del 2002.

Por Elena Luz González Bazán * especial para Villa Crespo Digital

15 de diciembre del 2014 *


Las nuevas formas de reunión, de discusión, de expresar broncas, con cacerolas, con nuevos y antiguos elementos que no sólo hacen ruido, sino que expresan descontento, exigen modificaciones y organizan una protesta colectiva.

Es la búsqueda de aquellos que hace mucho tiempo quedaron aprisionados en las redes del individualismo y ahora parecen plantear sus equivocaciones, su falta de comprensión hacia aquellos que comenzaron, o mejor dicho siguieron esa larga lucha contra un sistema que primero los expulsó de sus fuentes de trabajo, luego les devoró sus indemnizaciones, después los condenó al trabajo precario. Cuando la changa no existió como parche, sus mujeres protagonizaron y tomaron la posta de jefas de familia, sus hijos fueron condenados a quedar fuera o casi afuera del sistema educativo. Las soluciones no llegaron y lo que entregaron fueron planes trabajar, entradas míseras que ni siquiera llegan al alimento diario de una familia tipo.

La debacle de las mayorías, y la fuerte concentración de la riqueza en una masa que no supera los dos millones de personas, condenó definitivamente a los ocupados en ser las grandes masas de desocupados y los comedores comenzaron a aflorar como manera de paliar el hambre, primero de los niños, luego de las mujeres embarazadas y no, para terminar con la asistencia de los hombres, así se le dio un lugar para comer, y se los humilló en sus conceptos de dignidad y honestidad. Dejaron de ser los proveedores del sustento familiar.

La denominada exclusión, esa marginación que expulsa para humillar y denigrar comenzó un camino inexorable hacia la clase media, o las denominadas capas medias, que fueron cayendo de forma similar hacia un callejón sin salida.

Negocios que paralizaron sus actividades, empleos que se perdieron, quitas salariales, la implementación en el ámbito nacional del pago de salarios con bonos de todo tipo, mientras las privatizadas regulan sus tarifas a la cotización del dólar y cobran en pesos contantes y sonante.

Un camino sin retorno de agricultores medios a los cuales se les sumó las penurias por inclemencias climáticas, perdidas de cosechas, precios en caída en el ámbito internacional, ciudades que más que fantasmas, pasaron a ser olvidadas en el espacio nacional.

En apenas un cuarto de siglo cambió la composición socioeconómica de nuestra población activa. Obreros industriales y especializados debieron abandonar sus fuentes de trabajo y transformarse, en un abrir y cerrar de ojos, en desocupados tiempo completo. Los comerciantes o cuentapropistas a desocupados o buscadores de empleo sin esperanza. La producción de nuestro país degeneró en un sin fin de formas de trabajo que ofrecían bienes de servicio, cambiables y sin perspectivas a largo plazo.
Cuentapropismo, comerciantes sin experiencia, vendedores ambulantes, puestos ambulantes, proliferación de supermercados pequeños, medianos y grandes ofreciendo y peleando por una clientela inexistente desde el punto de vista de los ingresos. Eso trajo una sucesión de persianas que bajaron definitivamente en estos últimos años, un recambio permanente de negocios que se trastocaron en otros y otros.

El ahogo de la presión fiscal y los impuestos indirectos (I.V.A.) condenó lentamente a una masa importante de las capas medias a su debacle. La pauperización, de una parte importante de ella, los encontró a principios de diciembre en un ¨sin retorno¨, el corralito terminó un juego de pinzas que hizo un nudo final sobre un movimiento económico y está ahorcando al condenado.

Es realmente poco serio hablar del corralito como causa de una caída libre a la cual nos están llevando, en definitiva el corralito es la gota que rebalsó el vaso, secó la plaza, se adueñó de los depósitos de la mayoría de la población que fue obligada a bancarizarse, antes y después del 3 de diciembre del año pasado, y luego se quedó con ellos, porque las grandes fortunas fueron giradas al exterior.


SE DESCARGO LA BRONCA

El sistema bancario fue el objetivo principal de la bronca generalizada. La violencia, la furia, la disputa se apoderó de los pacíficos habitantes de las urbes y las casas matrices y filiales han sido blanco de la rabia, los escraches se sumaron en distintos barrios de la Capital Federal, en el interior del país y en aquellos lugares donde la creatividad popular dejó volar una rebeldía contenida.
¨Hacemos este escrache a los bancos no sólo por el corralito, sino para que cambie el modelo económico y se nacionalice la banca. Hay que hacer una asamblea constituyente para que surja gente que nos represente. Ni Duhalde ni los legisladores nos representan¨.
Vecino de Palermo

LA CUPULA DE LA IGLESIA Y SUS PASTORES

En su declaración de dos carillas, los obispos afirman que "la Patria está gravemente enferma por una larga afección moral, reflejada en los diversos órdenes —económico, político, cultural— que es innegable. Pero es cierto también que el momento de gran humillación de un pueblo puede convertirse en el comienzo de su resurgimiento".

La iglesia católica, mayoritaria en su feligresía en nuestro país, tiene momentos diferentes en cuanto a los reclamos. También debemos destacar que una parte de la cúpula estuvo alejada de los dolores del pueblo, distante ante el reclamo por las represiones indiscriminadas que ha sufrido gran parte de sus seguidores. Pero la iglesia como institución sale a decir lo que sucede porque es la mayoría del pueblo el que está padeciendo. Hay como siempre una minoría que no supera los favorecidos de las 200 empresas más importantes del país, sus dueños, gerentes y beneficiarios. Los factores de poder.
También no podemos dejar de destacar que las cúpulas de otras congregaciones fueron cómplices o no dijeron nada a la hora de los padeceres más dolorosos en nuestro país.

Por esto, esa gran humillación, que supera lo moral, es el hambre, la falta de alimentos, la perdida de fuentes de trabajo, el tener que degradarse y buscar bolsones de comida, los remedios que nunca llegan; todo esto es lisa y llanamente: extorsión.
Desde el Estado famélico, elefantístico en sus dos versiones solventa gastos innecesarios, políticas corruptas e ineficientes, obras descomunales, por otro lado, no hay fondos para quienes se han comprometido con los humildes, los acompañan y protagonizan la lucha popular en un pie de igualdad, optando por denunciar y reclamar los pesares que sufren los empobrecidos, los excluidos, marginados y segregados, muchos pastores, monjas, hermanas y obispos están en este fuerte compromiso.

Desde La Quiaca hasta Ushuaia participan en cortes de ruta, organizan comedores, reclaman ante las empresas privatizadas, denuncian violaciones, robos de niños, y asesinatos.

Caminan con sus feligreses, se mezclan, comen de la olla popular, se desesperan ante el dolor de la muerte apresurada, la vejez injusta, el alcoholismo degradante, la prostitución adolescente.

El diálogo social entre empresarios, banqueros, iglesia y gobierno ha quedado en reuniones, no hay salidas en esta Argentina al borde del abismo.

CACEROLAS Y PIQUETES, ASAMBLEAS Y CORTES DE RUTA
Una movilización de más de 40 kilómetros de caminata…

La apuesta, de los sectores populares, es la de aquellos que han elegido la calle y la protesta para buscar salida a tanta indignidad. Miles de luchadores sociales han sido encarcelados injustamente, por pedir bolsones de comida, como el caso del trabajador desocupado marplatense Emilio Alí, condenado a cinco años y seis meses, por el Juzgado Nº 2 de Mar del Plata, el pasado junio del 2001.

En medio de la movilización de desocupados que comenzaron su recorrido en el kilómetro 38 hasta la Plaza de Mayo, el dirigente Juan Carlos Alderete de la Corriente Clasista y Combativa reclamaba así: "Pedimos que les den la libertad a nuestros compañeros que por el solo hecho de pedir comida en este país se encuentran presos"

Los reclamos de los denominados ¨piqueteros¨, que no son otra cosa que desocupados, entregaron al presidente Duhalde, una petición donde se reclama que se dejen sin efecto recortes, que estarían previstos, en el proyecto de Presupuesto 2002, que no se pague la deuda externa, y que se decrete la "emergencia monetaria", la "pesificación" de las deudas y la "nacionalización de la banca y de las empresas privatizadas".

Víctor De Genero de la C.T.A. Central de Trabajadores Argentinos afirmaba: ¨Queremos terminar con la pobreza, no queremos políticas compensatorias para los pobres, y resolver ya un shock distributivo con un seguro de empleo para todos los jefes de familias y terminar de esta forma con la pobreza en la Argentina¨.

COMO HACE 25 AÑOS: BASTA LA PATRIA FINANCIERA

La patria financiera volvió a quedar ¨escrachada¨ en estos conmocionados días de nuestro país, la combinación del pedido de puestos de trabajo, con el reclamo por un cambio de política económica que favorezca a las mayorías a las que se les ha arrebatado ahorros, no se les pagan sueldos, y encima se los bancariza para beneficio de banqueros.

Mientras la alegría y el reclamo se mezclaban bajo un sol demoledor, los hombres y mujeres que lucían las camisetas y llevaban las pancartas de la C.C.C. reclamaban: ¨basta la patria financiera¨.

A pesar del dolor que causa la desocupación, el calor hacía que se produjeran altos en la marcha, buscando refrescarse y paliar la deshidratación con agua y naranjas.
Un móvil con potentes parlantes reclamaba el millón de puestos de trabajo y condenaba a quienes llevaron a la desesperación al pueblo, no estuvo ausente el chamamé del desocupado, cumbias, zapucay y bailes improvisados, cantos y un fervor que se reproducía en cada esquina, en cada lugar donde comerciantes y vecinos de la Capital Federal se acercaban, aplaudían, entregaban agua y gaseosas y se sumaban a la caravana piquetera.

Luis D¨Elía no disimulaba su alegría: ¨El de hoy es un hecho histórico, porque los mismos que le quitaron a la gente los ahorros son los mismos que nos quitaron el trabajo a nosotros. Hoy se está pariendo una nueva criatura que es esta formidable alianza entre los trabajadores ocupados, desocupados y los vecinos de la ciudad de Buenos Aires y sus comerciantes¨.

LA ERA ESTA PARIENDO UN CORAZON...

Lo decíamos anteriormente, se está pariendo un nuevo momento, se trata de buscar en la gran movilización popular los resortes que articulen no sólo la protesta, sino un proyecto de país deseable y vivible para las mayorías, donde debemos ser claros, hay sectores que deben quedar fuera y son los mismos que durante estas casi tres décadas, por no hablar más hacia atrás, se apoderaron de nuestro país, de los resortes básicos de nuestra economía y vaciaron y corrompieron la política, destruyeron los lazos solidarios, y aniquilaron la confianza.

Recuperar la confianza, para muchos, se encuentra en estas asambleas barriales que cubren, no sólo la Capital Federal, sino que se van imponiendo en el Gran Buenos Aires y en otros centros urbanos, pero no sólo allí, hay otros que hace años sostienen la organización de sus lugares, en sindicatos, en fábricas cerradas donde sus trabajadores han comenzado el proceso de autogestión, o bien cooperativas de trabajo, que también se han transformado en Centros Culturales. Organizaciones barriales, Movimientos de Trabajadores Desocupados y asociaciones sociales de las más variadas.

La articulación y la participación en cada lugar y la práctica de democracia popular pueden ayudar a encontrar la salida a la crisis económica, al desastre político, hacia nuevas formas solidarias y recuperando la confianza..

* Coordinadora General de las Cátedras Libres John William Cooke (Facultad de Ciencias Sociales – U.B.A.) y Juicio a la Teoría de los Dos Demonios (Facultad de Filosofía y Letras- U.B.A.)

• Publicado por primera vez el 15 de noviembre del 2003.

Caracteres: 12.207

contador

 

Página principal

Mapa del sitio

  TODA LA COBERTURA / OPINIÓN Y REFLEXIONES DE AQUELLOS DÍAS

DICIEMBRE 2001

EXCLUSION, MARGINACION, POLITICA ECONOMICA DEL MODELO NEOLIBERAL

DEMOCRACIA Y PIQUETES

ESPECIAL 2001